Lunes, 16 de septiembre de 2019

Consejos básicos de conducción segura que no se deben olvidar

Lo peor que puedes hacer cuando alguien cruza por o cuando no es debido, es tocar el claxon para hacer ver tu malestar. Si lo haces, la persona que cruza puede asustarse y quedarse bloqueada, aumentando el riesgo de que la atropelles

Si hace unos años las características más buscadas en los coches solían estar relacionadas con la velocidad, afortunadamente los tiempos han cambiado y ahora nos preocupamos mucho más por la seguridad.

En este artículo, te ofrecemos algunos consejos para conducir seguro gracias a Hertz Rent2Buy, con quienes puedes hacer una prueba de conducción ampliada para decidir antes de comprar.

Lo primero es abrocharse el cinto de seguridad

Es cierto que el uso del cinto está bastante generalizado, pero todavía tenemos que pulir algunas malas costumbres. El cinto no hay que abrochárselo en la puerta del garaje, ni en el primer semáforo o parada que hacemos. Debemos abrocharlo justo antes de arrancar. Hacerlo en otro momento, conlleva una distracción innecesaria.

Sin adornos que dificulten la visión

Aunque el coche sea algo muy personal y a todos nos guste adornarlo, lo mejor es evitar poner adornos en lugares que interfieran con nuestra visión de la carretera. Es decir, es mejor no poner nada colgando del espejo retrovisor, ni en la luna trasera, ni en ningún lugar al que solamos mirar mientras conducimos.

Alcohol no, comida y tabaco tampoco

Podemos comer y fumar antes de conducir, pero una vez que nos ponemos al volante, hay que evitar distracciones. Comer y fumar supone que parte de nuestros sentidos estén distraídos por la comida y el tabaco. También suponen que quitemos las manos del volante y, en definitiva, son una distracción.

Si te apetece hacer algunas de estas cosas, ha llegado el momento de que te tomes un descanso.

Paciencia y educación

Incluso cuando tienes razón, dar un concierto de claxon te va a aportar muy poco en comparación con lo que puede pasar. Lo peor que puedes hacer cuando alguien cruza por o cuando no es debido, es tocar el claxon para hacer ver tu malestar. Si lo haces, la persona que cruza puede asustarse y quedarse bloqueada, aumentando el riesgo de que la atropelles.

A los otros conductores tampoco les aportarás mucho. Los virtuosos del claxon solo generan estrés y malestar tanto a sí mismos como a los demás. Cuanto más cívico seas, más seguro será conducir.

Niños y mascotas deben ir correctamente sujetos

Debido a su pequeño tamaño, los niños y mascotas pueden convertirse en peligrosos proyectiles en caso de un accidente. No solo les pones en riesgo a ellos, sino también al resto de pasajeros.

Por corto que vaya a ser tu trayecto, tómate el tiempo necesario para que los animales y personas que dependan de ti viajen seguros.