Lunes, 16 de septiembre de 2019

Pretemporadas de fútbol demasiado competitivas

Es verdad que las actuales pretemporadas devoran los músculos de los futbolistas
"El primer día de entrenamiento se lesionó Messi lo cual significa que venía ya desgastado y por su cuenta había realizado pocos ejercicios previos"

             Llevamos ya varias temporadas que los grandes equipos, en España y extranjero, que buscan en las pretemporadas hacer giras con tintes económicos más que para poner a punto de manera gradual a sus jugadores en entrenamientos perfectamente programados y en ambientes adecuados, tanto en temperatura como en medios disponibles y horarios más estables. Curiosamente, ahora los viajes son transatlánticos incluso se llegan a jugar dos partidos en 48 horas. Desde un punto de vista estrictamente profesional es toda una aberración que, encima, el gran público lo celebra porque están deseando ver partidos a su equipo desde el primer día que juntan a las plantillas.

            De pronto se lesionan muchos jugadores, entre ellos Messi, Hazard, Luis Suárez, Diego Costa, Dembelé, etc. En esta ocasión, el primer día de entrenamiento se lesionó Messi lo cual significa que venía ya desgastado y por su cuenta había realizado pocos ejercicios previos. Lo peor de todo es que siempre se busca un “cabeza de turco”, normalmente el preparador físico especialista ocn el que no se cuenta para planificar ni partidos ni viajes. Es verdad que las actuales pretemporadas devoran los músculos de los futbolistas, y todo se mezcla para hacer “vendetta” pública se mezcla lo mismo una pequeña rotura muscular como un golpe en la cabeza o una rotura de ligamentos de la rodilla como fue el caso de Asensio, en el Real Madrid. El actual modelo exige muchos riesgos del futbolista porque éstos llegan de vacaciones (Se les aconseja que tengan descansos activos) pero no son suficientes porque “pasan de poca a mucha carga de trabajo” conforme señala el traumatólogo especialista en medicina deportiva Ramón Cugat. Los casos pueden ser distintos “hay jugadores que descansaron muy poco tras el “Mundial de Rusia” o también en la “Copa América”, a lo que le sumas las giras que hacen los equipos antes de la temporada”, así lo especifica Juan Manuel Boffa, médico ecografista del Manchester City. Se acabaron las pretemporadas como “Dios manda” y se han sustituido por hacer dinero fácil.

            Se cita por ejemplo al Real Madrid que, desde el 9 de julio hasta el 11 de agosto, los madridias pasaron por 8 ciudades (Madrid, Montreal, Houston, Landover, Nueva Jersey, Münich, Salzburgo y Roma), voló durante 36 horas y 53 minutos para jugar 7 partidos amistosos frente a equimos muy exigentes, todos ellos con mayor anticipación en la preparación, como Bayern, Atlético de Madrid, Arsenal y Tottenham. Pagando un tributo importante en varios jugadores, pero, sobre todo, la pérdida de Asensio por toda una temporada. Por supuesto, recaudaron 10 millones de euros. Todo muy parecido a la planificación del Barcelona y otros equipos de renombre. Se apunta a que el reloj biológico no se puede adaptar y “todo esto afecta al jugador, tanto psicológicamente como en la preparación física”. El Atlético tuvo la temporada pasada más de 40 lesiones musculares y presumen del profe Ortega como gran especialista de la preparación física, este inicio de temporada viajó a Estados Unidos, voló 38 horas y 31 minutos jugando 6 amistosos.  Es lógico, los grandes equipos también se desgastan más porque aportan muchos jugadores a las Selecciones. El preparador físico del CSKA de Moscú asegura que “En navidades es cuando más apretado está el calendario”, con lo que se generan más lesiones en la Premier. Y un apunte más, Messi disputó la pasada temporada unos 62 partidos entre el Barça y Selección Argentina, y tiene 32 años. Por eso, el experto Granero cuestiona: “Es imposible jugar 70 partidos por año…” Remetando Cugat:  “Los estudios y mis 50 años de experiencia demuestran que hay una relación directa entre las cargas de trabajo y la probabilidad de lesión”.