Sábado, 21 de septiembre de 2019

Montalvo, la calidad de un hierro referente

Aún resuena ‘Liricoso’ entre los aficionados, el toro indultado de este hierro emblemático en La Glorieta el pasado 2018 por el maestro Antonio Ferrera. Este año, vuelve a Salamanca en un cartel de relumbrón: Diego Urdiales, Ginés Marín y Pablo Aguado

El trabajo, la lucha y la entrega siempre llaman a los mejores. Lo sabe Juan Ignacio Pérez-Tabernero cuando analiza el momento histórico que vive su ganadería, Montalvo. Un referente en el Campo Charro, un hierro emblemático que goza de un momento estable que recoge ahora los frutos de mucha dedicación.

En su finca de Linejo pasta la corrida que se lidiará en La Glorieta el próximo viernes 13 de septiembre. No es supersticioso. Juan Ignacio Pérez-Tabernero tiene fe en ella. “Voy a Salamanca con mucha ilusión, tengo ganas de que llegue la fecha, que todo salga bien, que se lidie la corrida y que embista. Para mí sería un orgullo”, explica. En los aficionados salmantinos, aún resuena ‘Liricoso’, indultado en La Glorieta en la pasada Feria de la mano de Antonio Ferrera que le llevó a esta ganadería a recibir su cuatro premio Toro de Oro que cada año otorga la Junta de Castilla y León. “Fue un día bonito que ya es parte de la historia de esta ganadería”, recuerda.

El cartel de este año, sobre el papel, es uno de los más atractivos del serial. Será la tarde del debut en Salamanca de Diego Urdiales y de Pablo Aguado. Ginés Marín completa el cartel. “La responsabilidad de lidiar en Salamanca siempre es muy grande, porque al final es mi casa, es mi tierra y en los tendidos está mi gente, y eso implica ir con mucha precaución. El cartel a mí personalmente me gusta mucho. Urdiales está en un momento excepcional, Ginés Marín estamos viendo que va triunfo tras triunfo y Aguado es la novedad, pero una novedad que a todo el mundo le interesa ver. Es un torero que ha despertado muchas ilusiones y tengo la suerte de que va a matar los toros de Montalvo en Salamanca, lo hará en Albacete y ya lo hizo este año en Madrid, lo que para mí como ganadero supone una satisfacción”.

El tipo de toro que se busca es un “toro bravo, con trasmisión, que humille, que vaya largo en el capote y en la muleta”. A su juicio, “con una o dos veces que el toro vaya al caballo es suficiente”. “No se puede gastar el toro al completo en el tercio de varas aunque muchos ganaderos sea, por el contrario, a lo que le dan mayor prioridad. Yo desde luego no. Hemos hecho los deberes y hemos logrado un toro que humille y, sobre todo, que trasmite emoción en todos los tercios”, concluye. Así sea.

Fotos de Pablo Angular