Sábado, 21 de septiembre de 2019

Damián Castaño, el sueño más cerca

El salmantino se presenta como matador de toros en La Glorieta el próximo jueves 12 con un encierro de Adelaida Rodríguez junto a López Chaves y Alejandro Marcos

Desde que el 7 de agosto Damián Castaño viera su nombre anunciado en los carteles de la Feria Taurina de la Virgen de la Vega 2019, las noches “se hacen más largas”. Está feliz, ilusionado y responsabilizado. Sabe que es una oportunidad que lleva tiempo esperando y no está dispuesto a dejarla pasar.

El 12 de septiembre hará el paseíllo en su plaza de toros. Será la tarde de su debut como matador de toros en La Glorieta. Los nervios están ahí. “Hay presión, pero no estoy cambiando el entrenamiento para nada, no he cambiado mi rutina, estoy intentando ser yo. Me levanto temprano para entrenar, le doy mucha importancia a lo físico y soy un enfermo del toreo de salón, me encanta”, confiesa.

¿Cómo estás?

Estoy muy ilusionado, es lo que llevaba buscando muchos años y tengo una ilusión muy grande desde que sé que estoy anunciado. Tengo mucha responsabilidad porque la presión es alta pero bendita responsabilidad y bendita presión, ojalá tuviera esta sensación todos los años, eso sería una buena señal. Tengo muchas ganas de que llegue el día 12.

La gente espera a Damián Castaño. ¿Se nota el cariño en la calle?

Muchísimo. Estos días estoy notando mucho esa sensación. Noto que hay expectación de verme como si fuera una novedad, para bien o para mal. La gente me para por la calle, me da muchos ánimos... La sensación es rara porque aunque llevo ya 6 años como matador de toros es como si ahora mismo estuviera empezando y fuera una novedad. Estos últimos días me están recordando a mis inicios cuando era un niño, ahora mismo noto esas sensaciones. 

Adelaida Rodríguez es garantía en La Glorieta. ¿Eso anima más si cabe?

Sí. Adelaida Rodríguez es una ganadería que ha sido muy importante en mi carrera, porque tengo una gran amistad con Fernando y toda la su familia, y además, tuve la suerte de matar una corrida de toros en Guijuelo que salió muy buena y tengo mucha confianza. Sé que es algo que se suele decir pero en este caso es muy real, y recuerdo el toro de Fandiño aquí en Salamanca, el de Gallo… Además estas semanas he visto muchos vídeos de esta ganadería y aunque la conozco de hace mucho, porque soy un habitual en casa de Fernando tentando todos los años, ahora me está dando mucha alegría.

Un cartel además íntegramente salmantino…

El cartel me encanta. López Chaves está en el mejor momento de su carrera, da gusto verlo torear en las plazas, un torero que desde pequeño he admirado, a Alejandro Marcos le deseo toda la suerte del mundo. Creo que va a ser una tarde bonita.

¿Cómo están siendo las sensaciones delante de la cara de los toros esta temporada?

Sólo he toreado una corrida de toros y cinco festivales en agosto y me he encontrado muy bien, he intentado que estas fechas me sirvieran mucho para mí y creo que lo he conseguido. Todos los años me pasa esto, y es que cada vez que pasa la temporada no tengo la suerte de torear mucho, pero siempre me encuentro mejor al final que al principio.

¿Cómo está influyendo en esa evolución el apoderado, Carlos Sánchez?

Ha sido fundamental. Es un hombre que ha pasado a ser como parte de mi familia, es el apoderado que más se ha preocupado por mí. A pesar de tener las cosas muy difíciles él no se cansa de luchar por mí y eso lo llevaré siempre en el corazón. Espero que salga todo bien porque también se lo merece.

Después de La Glorieta, ¿el próximo objetivo es la presentación en Madrid?

Ojalá sea así. Creo que depende mucho de Salamanca, Carlos lo intenta por todos los lados. Hemos conseguido entrar en Salamanca y agradezco muchísimo a la empresa que me haya dado esta oportunidad, hay que aprovecharlo, y si esta oportunidad me sirve para dar un golpe en la mesa y entrar en Madrid,  hablaríamos del mejor escenario y la mayor ilusión.