Sábado, 21 de septiembre de 2019

Castilla y León incrementa su gasto en sanidad y servicios sociales

Sin embargo, según este estudio, la región  recorta en educación

En materia sanitaria, las comunidades autónomas han gastado 3.864,4 millones de euros menos que en 2009

Castilla y León se sitúa entre las comunidades autónomas que recortan el gasto en políticas sociales en términos absolutos desde 2009. En concreto, en dicho periodo Castilla y León redujo su gasto en políticas sociales un 0,98 por ciento, lo que se traduce en 63,3 millones de euros menos, según un informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales sobre la evolución de este gasto en cuantías absolutas entre 2009 y 2018, publicado este lunes, día 9.

Así, Cataluña y Castilla-La Mancha son las comunidades autónomas que mantienen un mayor recorte del gasto en políticas sociales --sanidad, educación y servicios sociales-- en términos porcentuales desde 2009, seguidas de Galicia, Aragón, Comunidad de Madrid, Castilla y León, Canarias y Andalucía, según un informe de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales sobre la evolución de este gasto en cuantías absolutas entre 2009 y 2018, publicado este lunes 9 de septiembre.

"El estancamiento político y la consiguiente ausencia de presupuestos, ponen en serio peligro el sostenimiento de unos servicios públicos esenciales que podrían volver a la senda del deterioro", alerta esta organización, que explica que este esfuerzo presupuestario se redujo ampliamente entre 2010 y 2013 e inició cierta recuperación partir de 2014, pero que esta se ha visto "truncada" en los presupuestos definitivos de 2018.

El estudio indica que Cataluña invierte un 19,9% menos en política social que antes de la crisis económica, lo que se traduce en 4.124 millones menos, mientras que Castilla-La Mancha ha reducido el gasto un 15,4%, es decir, 939 millones de euros menos que en 2009. Así, Cataluña acumula un recorte comparable con el del total de España, que asciende a 4.190 millones (-3,4%).

Según este documento, hay nueve comunidades autónomas que habrían recuperado en términos absolutos el gasto social previo a los recortes. Es el caso de Baleares, con un aumento del 15,5% (361,8 millones), Comunidad Valenciana (6,14%, hasta los 702 millones), Navarra (5,9%, 114 millones más), País Vasco (4,86%, hasta 330 millones más) y Cantabria (4,7%, 74,2 millones).

Murcia, La Rioja, Asturias y Extremadura también mejoran, pero en menor medida que las anteriores, con un aumento del gasto en políticas sociales de entre el 0,9 y el 0,1% por ciento. Tras estas autonomías se sitúan ya con porcentajes negativos Andalucía (-0,2%), Canarias (-0,8%), Castilla y León (-0,9%), Madrid (-1,7%) y Galicia (-3,7%).

En total, la diferencia entre el gasto autonómico en niveles previos a los recortes provocados por la crisis asciende a 4.190 millones de euros menos (-3,4%), pues en 2009 esta partida ascendía a 116.851,7 millones y en el ejercicio 2018 baja hasta los 112.661,5 millones de euros.

MÁS DE 530 EUROS DE DIFERENCIA EN GASTO SANITARIO POR HABITANTE

En materia sanitaria, las comunidades autónomas han gastado 3.864,4 millones de euros menos que en 2009, lo que supone una reducción del 6,02%. Baleares, Navarra, Cantabria, País Vasco, Murcia, Asturias, Castilla y León (un 1,14%, equivalente a 39,9 millones más) y Comunidad Valenciana han incrementado el gasto en Sanidad en esta etapa.

En sentido contrario destaca Cataluña, cuyo gasto sanitario ha sido en 2018 un 27,5% inferior al del año 2009, con 3.328 millones de euros menos, una cantidad similar a la del conjunto de España. Le sigue Castilla-La Mancha (-11,8%, unos 371 millones de euros menos), Aragón (-7,9%, que son 172 millones de euros menos), Extremadura (-5,8%), Comunidad de Madrid (-4,7%), La Rioja (-4,1%), Galicia (-2%) o Andalucía (-1,1%).

En esta materia, el informe pone en evidencia la diferencia en el gasto sanitario por habitante entre las autonomías, que se eleva a más de 530 euros. Así, mientras en el País Vasco este gasto sanitario por habitante es de 1.690 euros y en Castilla y León de 1.471, en Cataluña baja a 1.153, en la Comunidad de Madrid a 1.154 euros y en Andalucía a 1.161 euros. Estas tres comunidades autónomas están a la cola en este ámbito, por debajo de la media que se eleva a 1.295,8 euros.

GASTO EDUCATIVO

Un total de 1.646 millones de euros menos han gastado en Educación las comunidades autónomas en 2018 respecto a 2009, lo que supone todavía una reducción del 6,9%. Siete comunidades --C.Valencia, Baleares, Extremadura, Aragón, Cantabria, Andalucía y Navarra-- habrían incrementado el gasto en Educación en esta etapa.

En sentido contrario destaca Castilla-La Mancha, La Rioja y Cataluña, cuyo gasto educativo ha sido entre un 15 y un 12% inferior en 2018 al que realizaron en el año 2009.

En el caso de Castilla y León, el gasto se redujo 7,82 por ciento, equivalente a 169,8 millones menos. En el caso concreto de Cataluña, ésta invierte 780 millones de euros menos, Castilla-La Mancha 308 menos y La Rioja ha dejado de gastar 39,4 millones de euros.

País vasco es la autonomía con el mayor gasto educativo por habitante, hasta los 1.250 euros, que casi duplica a la Comunidad de Madrid, con 691 euros. De media, en España este gasto es de 840,6 euros.

CASI TODAS LAS CCAA RECUPERAN EL GASTO EN SERVICIOS SOCIALES

El informe destaca que casi todas las comunidades, excepto cuatro -- Castilla-La Mancha, Galicia, Andalucía y Cataluña-- han recuperado en 2018 el nivel de gasto en servicios sociales que existía en 2009. En el caso de Castilla y León, se han recuperado 66,8 millones, un 8,69 por ciento. En el conjunto de España son 1.320 millones más en 2018 que en 2009, con un incremento del 11,1% en este periodo.

Destaca el incremento del 82,4% que registra la Comunidad Valenciana y, en menor medida, el de País Vasco (47,4%). En el otro extremo, a Castilla-La Mancha aún le falta por recuperar más de una cuarta parte de su inversión en servicios sociales en relación con el año 2009.