Sábado, 21 de septiembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Prometedor debut del Ciudad Rodrigo tanto en juego como en resultado ante uno de los gallitos

Tras una gran primera parte, los mirobrigenses bajaron prestaciones en la segunda, pero se llevaron una merecida victoria

Celebración del primer gol, obra de Alberto García

El Senior de Regional de Aficionados del Ciudad Rodrigo CF, que no había sido capaz de ganar ni uno de los 5 partidos disputados en pretemporada (incluidos 2 ante conjuntos juveniles), reservó su primera victoria del curso 19/20 para el momento en que verdad importa, el estreno liguero, que tuvo lugar en la calurosa tarde dominical en el Francisco Mateos ante la Ponferradina B.

Más allá de la agradecida victoria por 2-1 para comenzar con buen pie tanto en la clasificación como en el ánimo, lo más importante fue la imagen que dio el Ciudad Rodrigo, más aún si se tiene en cuenta que tuvo enfrente a uno de los equipos que parte en las quinielas para dar guerra, aunque solo sea por el hecho de ser el filial de un club que está en la Liga SmartBank (la 2ª División A de toda la vida).

La victoria y el buen juego no quieren decir que la parroquia mirobrigense congregada en el Francisco Mateos (bastante numerosa pese a la ‘competencia’ de las tradicionales vacaciones de los primeros días de septiembre y de las Ferias de Salamanca) no tuviera su ración de sufrimiento, pudiendo cantar únicamente victoria con el pitido final, ya que el Ciudad Rodrigo no pudo abrir brecha en el marcador.

En esta vuelta a la competición oficial tras el verano fueron claves los dos ‘hijos pródigo’ que han regresado este curso, dándole más voracidad ofensiva al Ciudad Rodrigo: Alberto García, que anotó el primer tanto de la tarde, y Marcial, que dio la asistencia del segundo a Maza, otro jugador que se puede considerar que está ‘de regreso’: tras el papel secundario que tuvo la temporada pasada, en la tarde dominical fue titular, jugó el partido casi completo, y firmó una actuación muy destacada.

En esta buena imagen del Ciudad Rodrigo también hay que resaltar el trabajo en defensa, especialmente por su importancia el de Pepo bajo palos, que no llegó por poco al lanzamiento de penalty que supuso el único gol de la Ponferradina B, pero que realizó una tremenda triple parada en una misma jugada en el arranque de la segunda parte (cualquiera de las intentonas parecía gol cantado).

Tras este prometedor debut, ahora al Ciudad Rodrigo le tocará confirmar estas sensaciones con dos partidos consecutivos fuera de casa: el primero ante un rival ante el que siempre se suele rascar algo, el Betis, y el otro, ante el recién ascendido de la provincia de León, el Fabero. De momento, los duelos ante los equipos de esa provincia –que históricamente han dado guerra- han comenzado bien para los intereses mirobrigenses.

[ASÍ FUE EL PARTIDO]

Aunque esta Season Premiere comenzó con un par aproximaciones de la Ponferradina B (que fueron eso, dos aproximaciones sin peligro), el Ciudad Rodrigo cogió pronto el mando, disponiendo además de una primera ocasión clarísima en el 6’, en forma de remate de cabeza de Risueño a un saque de esquina de Maza, impactando el balón en el palo antes de salir despedido.

Pese a tener mucha posesión, el Ciudad Rodrigo no tuvo prisa, mostrándose incluso precavido en vez de tomar ciertos riesgos madrugadores. Esto hizo que la siguiente ocasión no llegase hasta el 17’, cuando Javi Moríñigo recibió entrando en el área un balón desde atrás que remató cruzado apurado, yéndose al lado del palo derecho.

Tras este tramo inicial, la Ponferradina B firmó en el 21’ sus dos primeras intentonas (un tiro desde la frontal que se fue junto al palo, y un balón colgado al área en un lanzamiento de falta que fue despejado por la defensa a la segunda), igualándose brevemente el partido. Tras ello, el Ciudad Rodrigo dispuso de otro par de opciones en las que se vieron involucrados Marcial, Alberto García y Maza, pero no hubo remates entre los tres palos.

En el 25’, el partido se detuvo para un agradecido ‘refresquito’ (que dice Pepe Domingo Castaño), que duró casi 3 minutos. A la vuelta, el Ciudad Rodrigo retomó el mando, aunque de nuevo costaba un poco acabar generando peligro. Tras un disparo de la Ponferradina B desde una posición muy franca que se marchó alto, a Marcial le cayó en el 44’ un balón en el área leonesa también en un sitio muy bueno, pero lo enganchó mal, yéndose aún más alto.

La primera parte tocaba a su fin sin que el Ciudad Rodrigo pudiera refrendar en el marcador su superioridad en el juego, pero la recompensa llegó en el último instante: en el segundo minuto del descuento (duró 3’, por el ‘refresquito’), Alberto García clavó en el fondo de la red, con un lanzamiento a media altura ajustado al palo derecho, una falta que le habían hecho a él mismo en 3/4 de campo. Nada más sacar de centro de la Ponferradina B, el árbitro mandó a los equipos a vestuarios.

Sin que casi hubiese habido tiempo para ver cómo habían vuelto ambos equipos, la Ponferradina B estuvo a punto de igualar el partido. Para empezar, tuvo en el 49’ una triple ocasión que no acabó en gol ‘por culpa’ de Pepo, quién despejó el balón, respectivamente, a una mano, con el costado, y tirándose por el suelo. Al minuto siguiente, cayó en el área pequeña mirobrigense un balón que un jugador leonés envió por encima del larguero.

Estas ocasiones espolearon a la Ponferradina B, que asumió el mando, aunque el Ciudad Rodrigo hizo en los minutos siguientes hasta tres internadas peligrosas por la derecha finalizadas con tiro que no llegaron a buen puerto: el primero de Manu González tras luchar por el balón se fue alto, el segundo de Maza sin ángulo lo desvió el portero por alto, y el tercero de Alberto García (un centro-chut) no encontró rematador. En el 63’, Alberto García hizo el primer tiro entre los tres palos de este período, pero fue muy centrado y lo repelió el portero.

La Ponferradina B empató el encuentro en el 66’, desde el punto de penalty. Tras haber despejado Risueño un córner peligroso, y haber cogido Pepo dos balones semipeligrosos, hubo un derribo dentro del área que propició un lanzamiento que fue ajustado a la cepa del poste izquierdo. El empate podía espolear más a los leoneses pero, aunque siguieron teniendo más dominio, el Ciudad Rodrigo controló muy bien la situación, neutralizando a su rival en ataque.

Tras otro tramo sin probar al portero rival, Manu González lo volvió a hacer en el 74’, con un tiro que atrapó sin problemas. Mientras, en el 78’, fue Alberto García el que lo intentó, pero su disparo se fue desviado. El Ciudad Rodrigo acabó por dar el gran golpe en el 80’ a la contra: la Ponferradina B dispuso de un córner a favor que los mirobrigenses despejaron un poco apurados, pero lo necesario para que el balón que lo cogiese Marcial y se fuese en carrera, pasándole el balón ya en campo rival a Maza, quién tras avanzar un poco más definió entrando en el área ante la salida del portero (2-1).

Quedaban todavía 10 largos minutos, en los que la Ponferradina B siguió teniendo más posesión, pero eso no se tradujo en ocasiones claras, pudiéndose contabilizar apenas un par de momentos de tensión en el lejano 93’, con una acción un poco enrevesada que Pablo envió a córner, y otra acto seguido donde ni siquiera hubo un tiro final. Tras un largo descuento de 5 minutos, el árbitro por fin ‘permitió’ al Ciudad Rodrigo festejar la primera victoria del curso.