Confía en el viento

 

Tal día como hoy, hace quinientos años, los tripulantes de la Trinidad, la San Antonio, la Concepción, la Victoria y la Santiago aún tenían recientes las jornadas frenéticas ultimando preparativos en Sanlúcar de Barrameda. Bajaron el Betis/Guadalquivir partiendo de Sevilla el 10 de agosto de 1519, pero fue el 20 de septiembre cuando abrieron velas y sueños hacia el Atlántico en busca de las islas de las especias por el oeste. Al mando de la empresa protegida por Carlos I de España, el portugués Fernando de Magallanes, quien dispuso que los doscientos treinta y nueve expedicionarios se confesaran en Sanlúcar antes de comenzar el incierto viaje. Regresaron solamente dieciocho al mismo puerto, después de haber dado la vuelta al mundo. Fue un glorioso 6 de septiembre de 1522. Todos embarcados en la Victoria capitaneada por Juan Sebastián Elcano, guipuzcoano de Guetaria.

 

No mires atrás, confía en el viento.

Tú puedes lograr

La vuelta al mundo entero

Que nadie olvidará.

 

Así canta La Oreja de Van Gogh en la canción que culmina la película de animación Elcano & Magallanes. La primera vuelta al mundo, estrenada el pasado 5 de julio. A mediados de agosto, después de cinco semanas en los cines españoles, la habíamos visto poco más de veinticuatro mil personas. Un largometraje bien resuelto, trepidante por momentos, potencialmente atractivo para los niños y sus padres, pero que, como otros proyectos nacionales, ha vuelto a estrellarse en taquilla. Sin ignorar la competencia con títulos fuertes, como Aladdin o Toy Story 4, entristece que una oportunidad de conocer una gesta única en la historia de la humanidad haya pasado, de momento, tan de puntillas. Si Elcano hubiera sido francés o británico tendríamos circunnavegación hasta en la sopa. Si hubiese sido estadounidense la película habría arrasado en presupuesto y recaudación. Pero no. Lo de dar la vuelta al mundo fue una hazaña española, así que siempre menos hazaña. Mejor ennegrecerla, buscarle aristas y, si no se encuentran muchas, ignorarla.

 

Ni los monstruos, ni la tempestad

La esperanza es más fuerte que el mar.

 

Ojalá tengan más suerte Sin límites, que aspira a estrenarse en el Festival de San Sebastián de 2020, y Primus, una serie de seis capítulos que al parecer podría emitir Televisión Española. Primus circumdediste me (Fuiste el primero que la vuelta me diste), reza la esfera terrestre que Carlos I dio como escudo a Elcano. Confió en el viento más que el público español en la producción dirigida por Ángel Alonso. Para la mayoría habrá pasado desapercibida, como tantos episodios notables de nuestra historia. No es cuestión de exaltarlos sin crítica, pero tampoco es justo ni inteligente obviarlos sin más. Una manera de subrayar algunas efemérides podría ser celebrarlas con un día festivo. Por ejemplo, en 2022 tanto el 1 de mayo como el 25 de diciembre caen en domingo. ¿No tendría más sentido hacer fiesta nacional el 6 de septiembre que trasladar aquellas al lunes?

 

Abre bien el mapa de tu corazón

Aunque el miedo sople en otra dirección

Busca la esperanza donde muere el Sol.