Lunes, 9 de diciembre de 2019

La XXVI Subida Charra a la Covatilla se celebrará el próximo 14 de septiembre

Con ella, la escudería Ordemots celebra 26 años de pasión por el automovilismo salmantino
Presentación de la XXVI Subida Charra en el Museo de la Automoción de Salamanca / Pedro Zaballos

El próximo día 14 de septiembre se celebrará la XXVI Subida Charra a la Covatilla en la Sierra de Béjar. Desde 1981, cuando se celebró la primera subida a ‘La Plataforma’ en Calendario, se han vivido 25 carreras en las que la organización se ha encontrado con numerosos obstáculos y dificultades; desde las económicas, hasta inclemencias del tiempo de todo tipo.

Pese a ello, esta carrera ha servido de bautizo para muchos de los pilotos actuales campeonato nacional por las características de su trazado: muy variable, lento y virado en los primeros kilómetros, y rápido en los tres finales, con una rampa de hasa el 12% de desnivel, con curvas selectivas: lo que lo convierten en un trazado muy divertido, selectivo y único en su género.

En la prueba hay dos clasificaciones de coches clásicos de competición, una por grupos y otra patrocinada por el Museo de Historia de la Automoción de Salamanca con tres trofeos destinados a los mejores tiempos.

Es una prueba de velocidad pura, con coches de hasta 600 cv. Las salidas se hacen de minuto en minuto para alcanzar así el mejor tiempo de las dos mangas oficiales, existiendo una tercera manga de entrenamiento. El recorrido consta de 4.200 metros, con pendientes que van desde el 6,50% hasta otras del 9,50%. La prueba es valedera para los Campeonatos de Castilla y León de Conductores-Turismos-Monoplazas y para el Campeonato de Extremadura.

Fotos: Pedro Zaballos