Sábado, 21 de septiembre de 2019

“Estoy disfrutando de una temporada inesperada y soñada”

El ledesmino regresa a La Glorieta por méritos propios en un año en el que ha vuelto a pisar las plazas de primera categoría y a ilusionar a los aficionados  
Domingo López Chaves

Domingo López Chaves llega a la Feria de Salamanca en el mejor momento de su carrera profesional. Como reconoce el propio torero, que este año cumple 21 años de alternativa, “es una temporada inesperada y soñada para mí porque si en invierno me dicen lo que iba a torear ahora no me lo iba a creer. Es lo bonito del toreo, que nunca puedes dar nada por perdido y en diez minutos puedes cambiar la moneda”.

De torear cuatro corridas de toros, principalmente en la provincia de Salamanca, el matador ledesmino ha pisado este año nueve plazas de primera y está disfrutando al máximo cada tarde que se viste de luces. “Soy muy consciente de todo lo que se está viviendo y de la importancia que tiene estar en estas plazas de categoría. A lo mejor no se están cortando las orejas que uno quiere pero cada actuación está teniendo repercusión, estoy andando muy a gusto y disfrutando delante de la cara de los toros y todo el mundo me lo está cantando”, asegura López Chaves.

Vuelve a Salamanca en un cartel cien por cien salmantino, compartiendo tarde con dos jóvenes de la tierra, Damián Castaño, que se presentará como matador de toros ante su afición, y Alejandro Marcos, que “no me lo van a poner fácil”.  Volver a estar anunciado en su Feria, en la que “tan difícil es entrar al haberse reducido tanto el número de festejos” supone para López Chaves una inmensa alegría, como también le ilusiona “compartir la tarde con dos toreros jóvenes y a los que he visto crecer taurinamente. Va a ser una tarde bonita porque son dos toreros que merecen estar ahí y que va a arrear”, indica.

Antes de actuar en La Glorieta, volverá a hacer el paseíllo en Arles (Francia), el 8 de septiembre, y después regresará a Las Ventas para cumplir su compromiso en la Feria de Otoño. Será el 6 de octubre con toros de Adolfo Martín y junto a Curro Díaz y Manuel Escribano.