Lunes, 16 de septiembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Denuncian el creciente peligro de la Cuesta de las Higueras por el deterioro del tramo más estrecho

Creen necesaria la instalación de algún tipo de medida de seguridad como las que existen en las otras cuestas de bajada al río

Como cada verano, los que han optado por acercarse a disfrutar de la isla del Picón de una forma saludable y no contaminante, es decir, sin coches de por medio, han tenido la oportunidad de ahorrar tiempo bajando hacia la ribera del Águeda por alguna de las cuestas que desembocan en la zona.

Entre ellas está la emblemática Cuesta de las Higueras que nace en la calle Peña del Sastre (en el barrio de San Pelayo) y que llega hasta la Avenida de La Concha (o viceversa), a un paso de la Alameda Vieja, que es usada durante toda la época estival por personas de todas las edades. Sin embargo, hay algunos usuarios frecuentes de esa Cuesta que están empezando a temer por su seguridad, según quieren dejar constancia pública en Ciudad Rodrigo Al Día.

Según estos usuarios, el problema está en la parte central de la Cuesta, el tramo llano que tiene -según se desciende- un muro a la derecha (con un terreno agrícola en su parte superior), y a la izquierda las higueras que dan nombre a la Cuesta y que ocultan ‘el vacío’. Estas personas consideran que se está produciendo un progresivo deterioro del camino, de tal modo que cada vez es un poco más estrecho, algo que se torna en preocupante en el punto que tradicionalmente ha sido el más estrecho.

Estos usuarios que se han puesto en contacto con Ciudad Rodrigo Al Día reivindican, además de algún arreglo en el propio Camino que asegure su anchura, algún tipo de medida de seguridad como sí tienen otras de las cuestas de bajada al río (por ejemplo, la Cuesta de las Emes tiene en su entrada por la Cuesta de Santiago una serie de cuerdas en las curvas para hacer más seguros los giros).