Martes, 17 de septiembre de 2019

La ambición... convertida en obsesión

El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define a la ambición como el deseo de obtener poder, riquezas o fama. El término procede del latín Ambitio y puede utilizarse (como todo) de manera positiva o negativa. Cuando el deseo es tan fuerte que la persona está dispuesta a violar las normas éticas o legales para concretarlo, la ambición se vuelve “de alto riesgo” ya que puede perjudicar a terceros.

Muchos, son los casos, a lo largo de la Historia, que vienen a dejar patente como la ambición llevada a su máximo extremo, trae consigo desastres y calamidades. Napoleón Bonaparte, emperador de Francia tenía tanta ambición por convertirse en el dueño y señor de Europa que llevó a cabo todo tipo de ofensivas. El resultado de sus acciones… “el corso” se vio en la necesidad de abdicar.

Sr. Doctor Sánchez, lleva dos investiduras fallidas en poco más de un año. No fracasará en la tercera porque, quizá no se presente. Va a nuevas elecciones.  ¿Qué le ocurre al PSOE, que cuando ve las uvas verdes, saca, casos de corrupción del año del hilo negro? Prueba de ello, es la reciente imputación de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes por el Caso Púnica.   Los “llamados varones” y los sanchistas… callan. Deben tener una enfermedad “rara”  que les conduce a atacar con fuerza al PP. Somos el partido más perseguido,  judicial y mediáticamente en la historia contemporánea de España.  Me explico la “espada de la Justicia” está muy, pero qué muy mellada, osea full, ha perdido fuerza para tomar decisiones libres,  se mantiene sometida a partidos y sindicatos. Se me parece a un perro sin dientes.

La diosa Themis, tiene la venda apretada con tal fuerza, que está omnubililada,  por lo cual  se ha olvidando que “la igualdad” es para todos, la balanza, su fiel  desequilibrado, de esa forma, nunca podrá ser la llave que nos conduzca al Paraíso. En eso estamos amigos, se han olvidado Jueces y Magistrados del Sur, sí, de Andalucía, el más ominoso silencio acerca de los ERES y los Cursos de Formación, han sentado en el banquillo del Tribunal Supremo a buena parte del finiquitado (después de trincar durante 40 años) desgobierno socialista andaluz. Existe un curioso paralelismo, entre las últimas convocatorias electorales, y anuncios a bombo y platillo de imputaciones a políticos del PP. Ahí lo dejo, que cada cual extraiga sus propias conclusiones.

FABULA ‘LA ZORRA Y LAS UVAS’ (Esopo)

Era una deliciosa mañana de otoño, un zorra plateado, descansa bajo una plantación de uvas, curioso, mira hacia arriba y… ¡ufff! Estaba la parra cargadita de dulces y hermosos racimos de uvas blancas. Deseosa de tomar algo refrescante y distinto de lo que estaba acostumbrado, el zorrito, se levantó, remangó su camisa de seda y se puso manos a la obra, para comer el delicioso manjar.

Lo que el zorro no sabía, es que los racimos… estaban mucho más altos de lo que el se  imaginaba. Entonces, comenzó la búsqueda que le permitieran alcanzar el ansiado agraz. Saltó hacia los anti capital, IU, Bildu, inde, pero sus preciosas manos, no conseguían lo que tanto ansiaba. . Con más prepotencia y altivez,  toma  otra vez carrera… nada, las uvas parecen estar cada vez más altas y lejanas de su alcance..

Sintiéndose incapaz de alcanzar  los malditos granos rubios, el zorro se convenció que era inútil repetir el intento. Cuando se disponía a regresar al palacete, se da cuenta que un pájaro había observado el ridículo que había hecho, orgulloso como un maniquí de saldo, no duda dentro de su narcisismo en dirigirse al pájaro:

 -—No me equivoqué, confiaba que estaban maduras. Las uvas verdes, no son un buen alimento para un paladar tan refinado como el mío.

Y así fue, el zorro siguió, intentando convencerse que las sabrosas cabernet estaban verdes.

Reflexión: Para conseguir lo que queremos, debemos enfrentarnos a todas las dificultades que se presenten, NO vacacionar en Doñana, La Mareta, Biarritz G7 Hôtel du Paláis”, para tomar el postre con Boris Johnson. Mientras España retorna al año 2008 —destrucción de puestos de trabajo, menos cotizaciones a la SS... vamos  un caos. Pero usted necesita más y más relax. Se dice —necesito coger Falcon y…  a Los Quintos de Mora—. No señor Sánchez, un jefe de estado, aunque sea en funciones —desconozco que funciones está haciendo a parte de campaña electoral a costa de nuestros impuestos— ha de dar solución a la inseguridad de  mercados, confianza de los ciudadanos, olvide sus gafas Ray-Ban, estilo  kenedianas, deje los posados, y gobierne. No haga como el zorro, quizá estaba  “muy verde” para  salir airoso y llevar  España a la respetabilidad y el honor.

Adaptación de Isaura Díaz de Figueiredo