Lunes, 16 de septiembre de 2019
Las Arribes al día

Paco Cañamero presenta en Bogajo su libro ‘Tauromaquias de Castilla’

El público asistente participó posteriormente en un ameno y agradable coloquio sobre el libro y el mundo del toro

Paco Cañamero durante la presentación de 'Tauromaquias de Castilla' en Bogajo / REP. GRÁFICO: DANIEL ROMÁN CASADO

El periodista, escritor y crítico taurino, Paco Cañamero, presentó la pasada noche en el municipio de Bogajo, en el marco de la VIII Semana Cultural que se ha venido desarrollando desde el pasado día 19 en esta localidad, su libro Tauromaquias de Castilla. Grandes toreros de Castilla y León en el siglo XX, trabajo en el que Cañamero recupera la memoria de 50 toreros naturales de Castilla y León, todos con gran protagonismo en el mundo del toro durante el siglo pasado, excepto uno, que por su importancia en la historia de la tauromaquia abre este trabajo biográfico. Julián Casas ‘El Salamanquino’, de Béjar, figura del sigo XIX, “es el único torero que no pertenece al siglo XX, pero su presencia en el libro es ineludible por ser un pilar fundamental para sus sucesores”, comentaba el autor para SALAMANCArtv AL DÍA.

Como cabe pensar, a lo largo de 100 años, Castilla y León ha dado más de medio centenar de toreros, por lo que Cañamero ha colocado como filtro, para ser incluido en su obra, “haber confirmado la alternativa en Madrid”, por lo que son todos los que están pero no están todos los que en algún momento cobraron cierta relevancia. A este respecto, Paco Cañamero recordaba el caso del vitigudinense Miguel Moro, al que una enfermedad le apartó de forma prematura de los ruedos sin que pudiera confirmar en Madrid tras tomar la alternativa en La Glorieta en 1977.

El periodista, escritor y crítico taurino recordaba en Bogajo que salmantinos y vallisoletanos forman el grueso de la lista de figuras de este libro, aunque “también hay uno de Soria, José Luis Palomar, y varios zamoranos. Salamanca tiene Victoriano Posadas, Jumillano, los hermanos Amorós,  El Viti, Andrés Vázquez, Paco Pallares, José Luis Barrero, Agapito Sánchez Bejarano, Víctor Manuel,  Juan José, Chanito, El Niño de la Capea, y Julio Robles, además de los aún activos”.

El libro arranca con el vallisoletano Pacomio Peribáñez y los salmantinos, los hermanos Eladio y Pepe Amorós, para cerrar con José Ignacio Sánchez. En su interior, Cañamero resume la carrera de cada torero, aunque realiza un mayor detenimiento sobre aquellos que marcaron época, “Santiago Martín ‘El Viti’, Capea, Robles, Andrés Vázquez y Roberto Domínguez, que son los grandes toreros de Castilla y León”.

Como suele ser habitual en sus obras biográficas, Cañamero relata en esta obra anécdotas e historias curiosas, algunas de ellas desconocidas y otras que casi pasan desapercibidas en la actualidad. “Hay el caso curioso de un torero, que por eso lo he incluido. Manolo Blázquez, de Medina del Campo, tuvo una presencia importante en las plazas de Barcelona y Palma de Mallorca. Llegó a anunciar por tres veces la alternativa y fue cogido previamente. Es el único torero al que hago referencia sin haber confirmado y es por eso que fue un torero relevante. Como la importancia que tuvieron las plazas de Barcelona y Palma de Mallorca, y que hoy están cerradas.

Después de la presentación, el público asistente pudo participar en un ameno y agradable coloquio, además de disfrutar de una bonita velada hablando de toros con quien es una gran hemeroteca de la Tauromaquia española.

REP. GRÁFICO: DANIEL ROMÁN CASADO