El tendón de Aquiles en el fútbol

Una nueva norma crea desconcierto en la aplicación y disparidad de criterio
De pronto las reglas del fútbol se ven afectadas por una norma muy específica cual es sancionar con roja a cualquier falta realizada a la altura del tendón de Aquiles

           Si hay una metáfora sobre un punto débil, debemos pensar en el “Tendón de Aquiles” o “tendón calcáneo”, un elemento de unión entre el músculo sóleo y el hueso calcáneo (talón), por otra parte es el tendón más grueso y fuerte del cuerpo que mide en torno a 15 cm., de largo. Aquiles, personaje de la mitología griega, tenía su mayor vulnerabilidad justamente en el talón siendo el tendón de inserción conocido antiguamente como “la cuerda de Aquiles”. Una rotura, parcial o total, en un futbolista se convierte en una lesión muy grave con dificultades de recuperación para la vida futbolística.

            De pronto las reglas del fútbol se ven afectadas por una norma muy específica cual es sancionar con roja a cualquier falta realizada a la altura del tendón de Aquiles, sin importar la mayor o menor agresividad, sin interpretar si fue o no fue voluntaria la entrada. Algo así como los índices de alcohol en tráfico, no se atiende ninguna circunstancia colateral. Dado que las expulsiones de Modric y Molina fueron un mal ejemplo por cuanto son jugadores que nunca en su vida futbolística habían sido expulsados por falta similar, el revuelo fue evidente. Por otra parte, los pisotones que actualmente se prodigan en exceso por parte de los jugadores serán sancionados con tarjeta amarilla. Como siempre en estos asuntos, apareció el agravio comparativo manejado con el VAR que es lo que incorpora complejidad a la aceptación práctica de estas nuevas pautas.

            Hubo en la misma jornada un pisotón de Januzaj a Paulista en el Valencia – Real Sociedad, además de una acción similar de Míchel sobre Loren en el Betis – Valladolid, en estos partidos los jugadores salieron impunes de las jugadas después de una revisión del VAR. Por tanto, primera jornada con desconcierto en la aplicación y disparidad de criterio. ¿Va a contar en el futuro la intencionalidad? ¿Por qué no se aplicó así en esta primera jornada?