Viernes, 20 de septiembre de 2019

El Centro Internacional del Español abrirá sus puertas en 2022

El edificio, antigua sede del Banco de España, albergará actividad docente y de investigación, a la que se sumarán proyectos de divulgación, a través de actividades culturales abiertas a la ciudadanía
Obras del futuro Centro Internacional del Español. Foto: Víctor Sánchez

El Centro Internacional del Español (CIE) de la Universidad de Salamanca abrirá sus puertas en 2022, según las previsiones de la institución académica. Para su adecuación y puesta a punto, el proyecto contempla una inversión de nueve millones de euros, financiados por la Junta de Castilla y León, dentro de un inmueble de estilo neoplateresco cedido por el Gobierno de España.

Concretamente, el edificio fue durante más de 70 años la sede de la Delegación del Banco de España, en la Plaza de los Bandos, y ahora se dedicará a la enseñanza del español para alumnos extranjeros, además de a otros actos de promoción e investigación. Será "una infraestructura al servicio de la lengua", como se indicó en la presentación del inicio de las obras el pasado mes de marzo, unos trabajos que se prevé que concluyan en 2021.

Las obras permitirán mantener la estructura externa, levantada entre 1936 y 1940 y los más de 5.000 metros cuadrados de superficie interior albergarán todas las dependencias del nuevo centro, concebido como parte de los ejes estratégicos del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

Espacio abierto

La planta baja, al nivel de la Calle Zamora, se configurará como "un espacio abierto" en el que se ubicará un punto estable de información sobre la importancia del español, como uno de los activos de referencia para Salamanca, también a nivel internacional, y albergará actividades e iniciativas de divulgación, desde exposiciones a presentaciones, conferencias e iniciativas culturales, con la lengua española como base.

La actividad de aprendizaje y creación se concentrará en la primera planta, a través de aulas y bibliotecas virtuales. En dichos espacios se pondrán en marcha cursos y actividades docentes en torno al español y su relación con la historia, los medios de comunicación, las redes sociales, los estudios de género, la economía y el derecho, entre otros.

La segunda planta estará dedicada a la actividad investigadora, con la sede de la Cátedra de Altos Estudios del Español, como lugar de trabajo y encuentro de investigadores de todos los países, tanto de universidades como de las academias y otras entidades que centran su actividad en la investigación del español.

La planta bajo cubierta, en el tercer nivel, se destinará a la transferencia y el emprendimiento, acogiendo proyectos e iniciativas de empresas y emprendedores, en proyectos relacionados directamente con el español.

Por su parte, el semisótano, espacio donde se ubican las cámaras acorazadas del banco, también se aprovechará como espacio destinado a actividades culturales que podrán incluir exposiciones, lecturas dramatizadas y microteatro.

El español: una lengua viva

Según los datos del último informe del Instituto Cervantes, 'El español: una lengua viva', en 2018, más de 21 millones de personas estudiaron español como lengua extranjera, cifra que también se incrementa año tras año (más de 400.000 nuevos estudiantes sobre la de 2017).

Asimismo, el número de estudiantes que realizaron cursos de formación en escuelas y universidades de Castilla y León en 2017 aumentó casi un 20 por ciento, respecto al año anterior, al alcanzar la cifra de casi 50.000 estudiantes, liderado por la provincia de Salamanca, que recibió a más de 30.000.