Viernes, 23 de agosto de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Gran malestar entre los vecinos de las calles anexas a La Colada por la suciedad acumulada

Consideran que la fiesta de la tarde del Martes Mayor “se ha ido de las manos”

Varios vecinos de las calles anexas a La Colada se pusieron en contacto en la tarde-noche del Martes Mayor con Ciudad Rodrigo Al Día para denunciar la situación de suciedad en la que habían quedado sus vías -especialmente la calle Granadilla- tras la fiesta vivida en La Colada durante la tarde.

Al igual que ocurrió por ejemplo en Carnavales, los vecinos de estas calles están hartos de que sus vías se conviertan, aunque sea por unas horas, en escenario de botellones (no solo La Colada, sino también otras anexas), así como de ríos de orín, ya que la gran mayoría de esos jóvenes acaban meando en las calles ante la inexistencia de urinarios.

Una vecina ha llegado a señalar que la fiesta de la tarde del Martes Mayor “se ha ido de las manos”. Hay que apuntar que, para evitar precisamente que se convierta en un urinario, la calle La Peña volvió a contar durante la jornada del Martes Mayor con unos paneles que impedían el acceso a la misma desde la calle Díez Taravilla.