Domingo, 18 de agosto de 2019

Detenido por amenazar de muerte a una médico en Urgencias del Hospital Clínico 

El varón, de 43 años y que es conocido por los facultativos por su comportamiento agresivo, pretendía acceder al box donde se encontraba su mujer
Servicio de Urgencias del Hospital Clínico de Salamanca

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la madrugada de este martes a un hombre de 43 años que se mostró agresivo y amenazó a una médico en el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico de Salamanca. Según han confirmado fuentes hospitalarias y policiales, los hechos se produjeron a las 01.35 horas cuando el individuo trataba de acceder a la zona de Polivalentes, en la que se encontraba su mujer tras haber ingresado en Urgencias, a pesar de ser un espacio restringido para los acompañantes de los pacientes.

Al no poder acceder a dicha zona para acompañar a su mujer, el hombre se puso agresivo e insultó y amenazó de muerte a la médido. Fue la propia doctora la que llamó a la Policía Nacional, cuyos agentes detuvieron al varón y fue llevado posteriormente a Comisaría.

El hombre, al que le constan 31 antecedentes policiales, fue detenido como presunto autor de un delito de amenazas graves de las que fue víctima la doctora que atendía a su mujer en un box del servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario

Según explica la Policía Nacional, los agentes fueron comisionados al lugar en la madrugada de hoy, al recibirse llamada telefónica en la que se daba cuenta de que un médico estaba teniendo problemas con un paciente.

A su llegada se entrevistaron con una doctora que explicó que había llegado una mujer acompañada de su marido y mientras era atendida en uno de los boxes de Urgencias, el marido se sentó frente al mismo, en una de las sillas de ruedas que se encuentran dispuestas para su utilización por los pacientes. Además, manifestó que previamente, y dado que el varón es conocido por su comportamiento agresivo en los servicios de Urgencias, se había pulsado el sistema de alarma con el que cuentan los médicos para prevenirles en caso de atención a un paciente con estas características o antecedentes.

Cuando la doctora le requirió para que se fuera a la sala de espera, ya que no podía estar allí, le respondió con insultos y la amenazó reiteradamente de muerte, por lo que llamó a la Policía. Los agentes observaron al presunto autor todavía en el box, gritando a uno de los vigilantes de seguridad del centro hospitalario, que trataba de calmarlo, por lo que procedieron a su detención.