Domingo, 18 de agosto de 2019
Ciudad Rodrigo al día

La víspera del Martes Mayor se renueva con una completa velada callejera

La velada incluyó el clásico pregón, el homenaje a Sertorio González, y la actuación de la Rondalla III Columnas

Ciudad Rodrigo empezó a disfrutar en la jornada del lunes de su XXXV Martes Mayor, gracias a la tradicional víspera, que este año fue totalmente diferente a lo habitual, saliendo a la calle y sumando más actividades al clásico pregón que solía centrar la previa de la gran jornada de exaltación del comercio mirobrigense.

La velada comenzó exactamente en un restaurante de Ciudad Rodrigo, donde cenaron el pregonero de este año, Dionisio Fernández de Gatta, el alcalde Marcos Iglesias, la teniente de alcalde Beatriz Jorge Carpio, y varios portavoces: Laura Vicente, Juan Tomás Muñoz y Joaquín Pellicer. Juntos se dirigieron a la Casa Consistorial, en cuyos soportales les esperaban el resto de concejales participantes en este acto para ir todos juntos, y con la compañía de la Rondalla III Columnas, hacia el novedoso escenario de la víspera del Martes Mayor de este año, la Plazuela del Buen Alcalde.

La sesión allí comenzó con la intervención del pregonero, quién fue presentado por Laura Vicente en su calidad de Delegada de Comercio. En lo que respecta al pregón, tras unas menciones iniciales a su familia, Dionisio Fernández de Gatta dio para empezar unas breves pinceladas sobre cómo fueron los veranos que vivió en Ciudad Rodrigo, “que dependían de tus notas”, señalando que “a mí no me fue mal del todo, y pude disfrutar esos meses con mi familia y con los amigos”.

En este punto, enumeró La Pesquera (“pasábamos más tiempo allí que en casa”), las Alamedas, las piscinas de Interpeñas, fiestas con toros en verano, la inauguración de la Plaza de Toros de Santa Cruz, los conciertos en Bolonia, los guateques y Amayuelas. En relación a los martes, indicó que recuerda ir con su madre a los mercados en las Plazuelas del Buen Alcalde y del Conde.

A partir de ahí, el pregón estuvo centrado en la historia del propio Martes Mayor, tomando como punto de partida que Ciudad Rodrigo apoyó a la Reina Isabel en vez de a la Reina Juana en la guerra castellana. En este sentido, rememoró que la victoria de Ciudad Rodrigo con Diego del Águila a la cabeza frente a los ataques portugueses “contribuyó decisivamente a la victoria de los Reyes Católicos”, y tras finalizar la guerra castellana, a la conquista de Granada en 1492 y a la formación definitiva de España”.

Gracias a la fidelidad en la guerra, la Reina Isabel concedió a Ciudad Rodrigo el mercado franco en 1475, lo que ratificaron posteriormente los Reyes Católicos, recordando el pregonero en detalle cómo fue este proceso de concesión, que definió como “provechoso y útil para la ciudad”, ya que creció la población. Desde su punto de vista, esos hechos históricos se han convertido en “una tradición, que no sorprende mucho en Ciudad Rodrigo dado su carácter histórico y monumental”.

Dionisio Fernández de Gatta cerró su pregón con un ‘guiño musical’, parafraseando la canción Penny Lane de The Beatles, para comentar que “Ciudad Rodrigo está en mis oídos, en mis ojos, y sobre todo en mi corazón, para siempre”. Como siempre, nada más concluir, se le hizo entrega de un cuadro de recuerdo por parte del alcalde Marcos Iglesias, quién fue el encargado de pronunciar unas palabras sobre la velada, aprovechando además para introducir al siguiente homenajeado: Sertorio González.

 

Un homenaje y una actuación para completar la noche

Como ya se publicó hace unas semanas, el nuevo Equipo de Gobierno ha decidido recuperar la tradición de homenajear coincidiendo con el Martes Mayor a un histórico comerciante mirobrigense. Para estrenar esta nueva etapa intervino el propio Sertorio González, quién ofreció una breve intervención en la que expuso al inicio que el homenaje también iba para su padre Cesáreo y para su hijo Gonzalo, así como para su esposa Argelina.

Tras animar a las futuras generaciones a que continúen con eventos tradicionales como el Martes Mayor “en pro de su querido Ciudad Rodrigo”, Sertorio González explicó que en su negocio “hemos trabajado codo a codo en este día conmemorativo, superándonos siempre, sin escatimar esfuerzo físico y económico”, llevándose varas veces el premio al Mejor Puesto.

Posteriormente, el pregonero se centró en sí mismo, revelando que había sido comerciante “fruto de la casualidad”: “una vacante de un obrero en la empresa de mi padre me hizo optar por este comercio centenario”. De esa etapa comercial, quiso subrayar que siempre han tratado a los clientes “sin distinción, con afecto y honradez”. A continuación, repasó otras actuaciones hechas “por esta tierra y esta comarca”, como crear la Asociación Mirobrigense de Empresarios. Todo ello, “para sumar en pro de Ciudad Rodrigo”.

Como recta final, pidió a todos los asistentes “esfuerzo para engrandecer” Ciudad Rodrigo, con nuevas industrias, aprovechando “todas las sinergias y los productos autóctonos”: “con ello la juventud tendría puestos de trabajo y no abandonarían su ciudad, ni esta comarca en despoblamiento”. El pregonero cerró su intervención lanzando vivas a Ciudad Rodrigo y el Martes Mayor.

El alcalde Marcos Iglesias fue el encargado de entregarle la placa de recuerdo a Sertorio González, al igual que a Julete Moriche en representación de la Rondalla III Columnas, a quién se invitó a actuar en esta velada para festejar su 75º Aniversario. El concierto duró unos tres cuartos de hora (hasta las 0.15 horas), que fueron seguidos por bastante público en una noche de nuevo fresca en Ciudad Rodrigo.