Domingo, 15 de diciembre de 2019

Más de 3 millones de españoles padecen enfermedades raras

Una de las principales dificultades es la peregrinación por especialistas hasta lograr un diagnóstico, lo que dura una media de 5 años
Cristina Díaz, presidenta de Aerscyl, y Patricia Gálvez, vicepresidenta, en la sede de la asociación

Las enfermedades raras (ER) o poco frecuentes son aquellas que tienen una baja prevalencia en la población. Para ser considerada como rara, cada enfermedad específica sólo puede afectar a un número limitado de personas. Concretamente, cuando afecta a menos de 5 de cada 10.000 habitantes.

Sin embargo, las patologías poco frecuentes afectan a un gran número de personas, ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen cerca de 7.000 enfermedades raras que afectan al 7% de la población mundial. En total, se estima que en España existen más de 3 millones de personas con enfermedades poco frecuentes.

Las enfermedades raras o sin diagnosticar se caracterizan:

-Por el gran número y amplia diversidad de desórdenes y síntomas, que varían no sólo de enfermedad a enfermedad, sino también dentro de la misma enfermedad, ya que puede tener manifestaciones clínicas muy diferentes de una persona afectada a otra.

-Pueden afectar a las personas en sus capacidades físicas, habilidades mentales, cualidades sensoriales y de comportamiento; o bien en todas ellas en su conjunto.

-En su mayor parte, son crónicas y degenerativas.

-Provocan, en aproximadamente la mitad de los casos, una discapacidad en la autonomía.

Las enfermedades raras en cifras:

El diagnóstico de las enfermedades raras

  • Un paciente con una enfermedad rara espera una media de 5 años hasta obtener un diagnóstico, en el 20% de los casos transcurren 10 o más años hasta lograr el diagnóstico adecuado.
  • Mientras que se demora el tiempo de diagnóstico:
  • El paciente no recibe ningún apoyo ni tratamiento (40,9% de los casos).
  • Ha recibido algún tratamiento inadecuado (26,7% de los casos).
  • Su enfermedad se ha agravado (26,8% de los casos).

Atención sanitaria

  • El 46,6% no se siente satisfecho con la atención sanitaria que reciben por su enfermedad.
  • Más del 40% reciben un tratamiento que consideran inadecuado o que no es el que necesitan.
  • El 72% cree que, al menos, una vez fue tratado inadecuadamente por algún personal sanitario por su enfermedad. Principalmente por la falta de conocimientos sobre su patología (56% de los casos).
  • La cobertura de productos sanitarios por la Sanidad Pública es escasa o nula (36% de los casos).
  • Los medicamentos coadyuvantes y productos sanitarios por su enfermedad son tratamientos continuos o de larga duración (85% de los casos).
  • Sólo el 6% utiliza medicamentos huérfanos.
  • El 51% de las familias tiene dificultades para acceder a estos medicamentos.

Desplazamientos en busca de diagnóstico y tratamiento

  • Cerca del 50% de los pacientes tuvo que viajar en los últimos años fuera de su provincia debido a su enfermedad.
  • De estos desplazados, el 40% se desplazó 5 o más veces en busca de diagnóstico o tratamiento.
  • El 17% de los pacientes no pudo viajar aunque lo necesitó.

Gastos relacionados con la atención de la enfermedad

  • Los costes suponen cerca del 20% de los ingresos familiares anuales.
  • De media, cada familia destina más de 350 euros a esta causa.
  • Gastos a cubrir: adquisición de medicamentos y otros productos (50% de los casos), tratamiento médico (43% de los casos), ayudas técnicas y ortopedia (30% de los casos), transporte adaptado (27% de los casos), asistencia personal (23% de los casos) y adaptación de la vivienda (9% de los casos).

Situación actual y percepción de la discriminación

  • El 75% sintió discriminación, al menos, en alguna ocasión debido a su enfermedad.
  • Principales ámbitos de discriminación: disfrute de su ocio (un 32%), atención sanitaria (32%), ámbito educativo (30%) y actividades de la vida cotidiana (30%).

Necesidades de apoyo, dependencia y situación laboral

  • Más del 70% de las personas con estas patologías posee el certificado de discapacidad.
  • El 35% aseveran que no están satisfechos con el grado de discapacidad reconocido.
  • La media de tiempo dedicado a los cuidados del paciente es de 5 horas diarias.
  • Los pacientes necesitan ayuda para sus actividades diarias: vida doméstica (44% de los casos), desplazamientos (42% de los casos) o movilidad (39% de los casos) y sólo el 10% no necesita ningún apoyo.
  • Sobre quién les proporciona el soporte: padres (41% de los casos), hermanos (17% de los casos) o abuelos (10% de los casos).
  • El 41% dice haber perdido oportunidades laborares.
  • El 37% ha tenido que reducir su jornada laboral.
  • El 37% ha perdido oportunidades de formación.