Lunes, 16 de diciembre de 2019

Cartas de los lectores

No se dan cuenta

El futuro es siempre una pregunta que le hacemos al día siguiente y, cuando llegamos a mañana ya es hoy. Y hoy la pregunta es, al Dr. Sánchez que con todos los títulos que tiene, no se entera de la posibilidad que tiene de llegar a un acuerdo con el Dr. Iglesias, no tiene nada más que copiar la gestión de otro socialista y sus socios. Lo tiene a la vuelta de la esquina, en Portugal.

El socialista Antonio Costa que asumió el poder en Portugal a finales de 2015 con respaldo parlamentario del Bloque de izquierdas donde está metido el Partido Comunista portugués. El Sr. Costa ha reducido el descomunal déficit fiscal a cero gracias a una gran disminución del gasto público, ha cortado de una forma tajante el gasto del Estado con una política liberal, no ha necesitado pedir a la derecha su apoyo porque sabe que si la necesita la tiene. Sus socios de izquierdas y extrema izquierda le apoyan.

Portugal ha reducido la presión fiscal, o sea impuestos y cotizaciones al 34% del PIB y anuncio a Europa que lo reduciría más, al contrario que el socialismo español que promete elevarlo al 37%. ¿En serio no sería bueno que las izquierdas españolas copien a las izquierdas portuguesas? y que se olvide el Sr. Iglesias de los puestos. Que no es más comunista que el líder portugués y deje la exigencia de exprimir a los ricos para mantener los puestos y llevárselo puesto. Que pida tributar y cotizar menos y gastar menos también.

Portugal no tiene impuestos de Patrimonio ni de Sucesiones. ¿Pedro y Pablo, como los apóstoles, defenderían desde el Congreso que estos impuestos al patrimonio y la herencia sean suprimidos? No, la excusa, están en manos autonómicos para diferenciar a los ciudadanos, unos pagan y otros no, estos impuestos. En Portugal los socialistas con el apoyo de la izquierda sin estar en el Gobierno han reducido el IVA, a la luz y el gas natural al 6%. Y este Gobierno mantiene una legislación laboral que ha abaratado el despido y reducido la negociación colectiva mucho más que en España. Gracias a ello, el paro está alrededor del 6%. Aquí está en el 18%, puede que los empleos sean “precarios” pero por lo menos trabajan y cotizan. En nuestro país ni trabajan ni cotizan y el trabajo que hay también es “precario”.

Y bajo el socialismo portugués, con la complacencia de comunistas y revolucionarios se mantiene un sistema para extranjeros que invierten o se instalan allí que les permite tributar solo el 20% de lo que generan dentro del país y cero por ciento de lo que ganan en el resto del mundo.

Los socialistas y comunistas portugueses no son menos que sus colegas españoles. Pero si están demostrando que son más inteligentes y no tienen tantas ambiciones personales por los puestos, que se pagan con impuestos. Los políticos portugueses tienen la valentía de aplicar políticas liberales para sacar al país del pozo tan profundo que cayo tras la crisis y dar bienestar y prosperidad al conjunto de los ciudadanos.

Asique a ver si se aplica el socialista Sánchez y anuncia a los españoles que el comunista Iglesias aplaude con emoción desde su escaño, que apoya y sostiene al Gobierno socialista para que aplique la política liberal. A la portuguesa.

 Si estos no son capaces o con sus falsedades se arrepienten en el último momento, que dejen la política de inmediato y se dediquen a otra cosa, por el bien de España y los españoles. Este gran país necesita otros socialistas o liberales y a lo mejor algún comunista portugués…

Máximo de la Peña