Martes, 10 de diciembre de 2019

Los equipos de la Diputación atendieron a 166 personas dependientes o discapacitadas en 2018

El perfil mayoritario de los beneficiarios de este servicio responde a personas solteras (58%), carentes de ocupación (89%), que saben leer y escribir pero carecen de titulación (45%)
El objetivo del programa es es mejorar la calidad de vida y ofrecer atención integral domiciliaria

Los Equipos de Promoción de la Autonomía Personal (EPAP) de la Diputación de Salamanca atendieron a un total de 166 personas de la provincia en situación de discapacidad y/o dependencia durante el año 2018, lo que supone un incremento del 14% respecto al ejercicio anterior. El 52% de las personas atendidas fueron mujeres, frente a un 48% de hombres, con un rango de edad que oscila entre los 18 y los 95 años, siendo la media de edad de 57 años.

El área de Bienestar Social de la Diputación de Salamanca cuenta con dos Equipos de Promoción de la Autonomía Personal que prestan sus servicios en siete Zonas de Acción Social cada uno: Alba de Tormes, Las Villas, Ledesma, Lumbrales, Peñaranda de Bracamonte, Rural Norte y Vitigudino, por un lado, y Béjar, Ciudad Rodrigo I, Ciudad Rodrigo II, Guijuelo, Linares, Rural Sur y Tamames, por otro. La financiación de estos equipos, integrados por una psicólogo/a y dos titulados de grado medio (trabajador/a social, educador/a social y/o terapeuta ocupacional) ascendió a un montante de más de 216.000 euros aportados a través del Acuerdo Marco de Cofinanciación de Servicios Sociales y Prestaciones Sociales Básicas de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.

El objetivo del Programa de Atención a Personas en Situación de Discapacidad y/o Dependencia es mejorar la calidad de vida y ofrecer atención integral domiciliaria y en el propio entorno a aquellas personas con dificultades y necesidad de apoyo psicosocial, de forma que puedan mantenerse en su entorno familiar y comunitario.

Los destinatarios son tanto las personas con discapacidad y/o dependencia como sus cuidadores que residan en un hogar familiar y que presenten dificultades o carencias importantes en sus necesidades o en su integración social debido a causas psicosociales.

El perfil mayoritario de los beneficiarios de este servicio de atención a dependientes y/o discapacitados responde a personas solteras (58%), carentes de ocupación (89%), que saben leer y escribir pero carecen de titulación (45%).

El 75% tiene resolución del grado de discapacidad o está en trámites –un total de 125 personas– y el 72% de las personas con discapacidad tienen algún tipo de discapacidad psíquica (un total de120) pudiendo tener o no discapacidades añadidas (físicas o sensoriales). Asimismo, el 68% de las personas atendidas presenta enfermedad mental grave y prolongada y el 29% viven solas.