Martes, 10 de diciembre de 2019
Las Villas al día

“La gente puede decidir ser homófoba, yo no decido ser gay”

Rubén Cañizares ha desmontado los argumentos homófobos de un vídeo revolucionando las redes sociales en Las Villas
Rubén Cañizares

Rubén Cañizares, de Villoria, vio este miércoles un vídeo en Facebook, ahora ya borrado, en el que una vecina de su pueblo criticaba un taller en el que habían pintado las uñas a su hijo. Acusaba a los monitores de inculcar a los niños a “recibir enseñanza de cosas que van en contra de su propia naturaleza” y afirmaba que los homosexuales sufren una “enfermedad o degeneración genética”. Cañizares decidió escribir una contestación en la red social. Se proclamó “orgullosamente gay” y desmotó los argumentos de su vecina.

Horas después de publicar la contestación al vídeo, Rubén Cañizares recibe a SALAMANCArtv AL DÍA con el móvil a rebosar de mensajes de apoyo. En el momento de la publicación de esta noticia, su publicación acumula más de 700 reacciones y tiene más de 200 comentarios. “Me gustaría que esto sirva como apoyo a la gente que no tiene muchas veces voz”, dice este enfermero de 27 años que reivindica que los homosexuales no tienen “que encajar en el mundo de nadie porque el mundo también nos pertenece”.

La autora del vídeo aseguraba que hay “homosexuales que nacen, homosexuales que se hacen y homosexuales que los hacen”. En cuanto a estos últimos, aseguraba que son “esos niños que a temprana edad han sido abusados y al ser constantemente abusados desarrollan esta identidad distorsionada”. Para Rubén Cañizares esta afirmación es “aberrante porque hay gente que lo sufre”.

Rubén Cañizares cree “que hemos avanzado mucho” en el reconocimiento de la comunidad LGTBI, pero lamenta que “hay voces vacías de contenido que hacen mucho ruido”. Respecto a si respetar o no la libertad de expresión de quienes proclaman argumentos homófobos, defiende que “tolerar la intolerancia no es tolerancia” y que quien hace afirmaciones de este tipo no puede esperar respeto cuando sus comentarios no respetan a otras personas.

“Mi experiencia en Villoria ha sido maravillosa”, proclama orgulloso Cañizares. Asegura que viviendo en su pueblo “lo único” que ha “encontrado han sido facilidades”. Sin embargo, lamenta que “hay gente que no lo tiene tan fácil porque está rodeada de este tipo de personas que no sabe qué es la empatía”. Señala que el “problema es que todavía hay gente que sigue imponiendo ese criterio”, mientras que las reivindicaciones del colectivo LGTBI lo único que persiguen es “amar a quien quieras amar”.

La autora del vídeo ha publicado un texto en su perfil de Facebook en el que asegura que solo pidió “que a los niños hay que dejarles que decidan ser lo que quieran ser a una edad madura, no inculcarles desde la escuela lo que no saben si serán”. Respecto a los talleres en los que, como en el descrito en el vídeo, se hacen juegos como el de pintar las uñas, Rubén Cañizares explica que lo que se busca “es que si algún día un niño tiene una disforia con su género, es homosexual o lo que sea, que no sufra acoso, que lo vea como normal”. Asegura que “los niños lo van a ver como un juego”. En cambio, Rubén Cañizares considera que “imponer al niño que es algo negativo es adoctrinar”.


Publicación de Rubén Cañizares en Facebook:

Me llamó Rubén. Soy de Villoria, un pueblecito de Salamanca donde estos días los jóvenes del pueblo organizan una Escuela de verano para niños y adolescentes del pueblo. En una de estas actividades, a los niños y niñas se les ha pintado las uñas. Y Ruth, una de las mamás del pueblo, ha subido a FB al que quiero responder. Ruth Oasisdeaguafresca

Soy GAY, orgullosamente GAY. Yo no elegí ser gay. Simplemente lo soy. Sin embargo, tú sí que has decidido odiar Ruth. Porque la homofobia, es una elección de la que sí se sale con terapia que te enseñe a ejercer la empatía.

No soy gay por que sea hermafrodita, ni tengo ninguna alteración genética.

No soy gay por la necesidad de encajar en la sociedad. Tengo el mismo grupo de amigos en mi pueblo desde que era niño. No necesito reconocimiento social. La gente me aprecia por quien soy, no por a quien quiero

No me han violado, ni he sufrido abuso infantil. Deberías aprender a pensar antes de hablar, te lo recomiendo, sobre todo al afirmar esto.

La homosexualidad no se revierte Ruth. Ni tiene que volver a un estado natural. La homosexualidad es igual de natural u originaria que la heterosexualidad.

La única aberración y la única enfermedad es no poder soportar que la gente ame o desee. Amar no es un peligro para nadie.

Si eres madre de un niño o niña a la que le preocupa que sea homosexual y esto te resulta un problema, tu psiquiatra puede ayudarte. A ti. No a tu hijo. Pero a sí a ti Ruth.

Por último, recordarte, que soy gay, y no tengo que encajar en el mundo de nadie, porque el mundo también me pertenece.