Domingo, 18 de agosto de 2019

La Universidad Pontificia de Salamanca formará desde septiembre a agentes de pastoral gitana

En total, el curso cuenta con 25 plazas, entre las que se dará preferencia a las solicitudes que presenten las delegaciones diocesanas
Patio Barroco de la Universidad Pontificia

La Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) impartirá por primera vez a partir de septiembre de 2019 un curso de formación de Agentes de Pastoral Gitana con el objetivo de ofrecer una capacitación teológica y pastoral básica. El curso es fruto de un convenio entre la UPSA y la Comisión Episcopal de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española, a la que pertenece el departamento de Pastoral con los Gitanos.

"Se ha diseñado por la necesidad que tenemos a nivel de Iglesia española de capacitar y dar una formación en torno a la teología como disciplina y a otras disciplinas transversales como la fenomenología o el hecho religioso. Son nociones básicas pero desde la inculturación, para acercar toda esa riqueza de la Iglesia al colectivo, a través de la cultura y ampliar conocimientos", ha explicado a Europa Press el coordinador del curso, Agustín Gabarre.

El curso está destinado a agentes de pastoral y personas de comunidades gitanas de la Iglesia Católica, aunque también está abierto a personas gitanas de otras denominaciones cristianas, como la Iglesia Evangélica. En total, el curso cuenta con 25 plazas, entre las que se dará preferencia a las solicitudes que presenten las delegaciones diocesanas.

El objetivo es dotar a los alumnos de las herramientas necesarias, tanto a nivel teológico como de contexto y situación propias de esta cultura, para que cuando regresen a sus iglesias de origen puedan desarrollar "una acción pastoral significativa".

La mayoría de los gitanos, según precisa Gabarre, son "creyentes" y "creyentes cristianos". Entre ellos, hay católicos pero también hay evangélicos, adventistas o testigos de Jehová. "El dato significativo es que la mayoría de los gitanos son creyentes en una sociedad en la que hay demasiado ateísmo o agnosticismo", ha precisado.

El curso ofrecerá capacitación teológica y pastoral básica para agentes de pastoral de la comunidad gitana; a la vez que dará a conocer los contenidos básicos de la cultura gitana. El curso se impartirá en Madrid, de octubre de 2019 a junio de 2020 con un total de 120 horas en modalidad semipresencial.

La idea también es suscitar una reflexión de la comunidad gitana desde las distintas disciplinas, es decir, lo que el gitano puede aportar a la sociedad desde su cultura y, en este caso, desde la fe católica.

"El problema que tenemos los gitanos es que no hemos escrito sobre los gitanos porque hemos sido un pueblo ágrafo. Es a finales del siglo XX y a principios del siglo XXI cuando empezamos a escribir cosas nuestras sobre nosotros", ha explicado Gabarre.

Una puerta abierta en la Iglesia

En la Iglesia católica española, la ventaja que han tenido los gitanos, según indica Gabarre, es que siempre han tenido "una puerta abierta para atender al colectivo", a través de sus delegaciones episcopales o secretariados. Pero precisa que hay que atenderla de una manera "específica" teniendo en cuenta la cultura gitana.

Por ello, estos agentes formados volverán a su diócesis con una formación suficiente en tema cultural y fenomenológico, y "con una reflexión común de lo que son los gitanos en la Iglesia y para la Iglesia". También recibirán un curso de lengua romaní, que fue prohibida en España y quedó en una jerga, el caló.

El curso está financiado en su integridad por la fundación Porticus, de forma que los alumnos están becados en la totalidad de los gastos: matrícula, viajes, alojamiento y materiales. Al margen de la matrícula, el alumno deberá realizar un pago de 100 euros en concepto de reserva de plaza al solicitarla.