Domingo, 20 de octubre de 2019
Béjar al día

El Partido Popular indignado por el trato recibido en el pleno por parte de la Alcaldesa

“La herencia recibida han sido 7,5 millones de euros en subvenciones, algo que no ha ocurrido en ningún otro Ayuntamiento de toda España, a excepción de las grandes capitales”

Rueda de prensa del Partido Popular

El Partido Popular ha comentado ante los medios de comunicación varios asuntos relacionados con el pleno del pasado lunes, comenzando por calificar la actitud de la Alcaldesa en el primer pleno de la legislatura socialista que se ha iniciado en el Ayuntamiento de Béjar.

Alejo Riñones ha manifestado que vieron a “una mujer muy nerviosa, descompuesta, incapaz de controlarse y soberbia”, ha calificado de “vergonzoso” el tratamiento que dio al Grupo Popular, negándole incluso la palabra a un concejal que apelaba a unos artículos de un documento público para intervenir, algo que ha manifestado que jamás había visto en ninguna sesión plenaria de ninguna otra administración. Y se mostró enojado por el tratamiento despectivo de la Alcaldesa, especialmente hacia la concejala de su grupo Purificación Pozo a quien, emulando a Carmen Calvo, la llamó “bonita”, señalando que no son maneras de dirigirse a nadie y menos aún a un adversario político en un pleno que ha calificado de “bochornoso” y recordó a la Alcaldesa que los votos de los ciudadanos no avalan su gestión, sino el apoyo conseguido en los despachos.

Riñones también ha querido recordarle a Elena Martín que su trabajo ahora es defender los intereses de los ciudadanos, refiriéndose al pleito sobre la pilona de La Covatilla, aunque esa defensa a veces tenga también un coste personal para quien detenta el cargo de alcalde y ha manifestado no entender cómo está cerrado este año el parque de verano de una estación valorada en 20 millones de euros, que podría estar funcionando por segundo año durante la época estival y creando puestos de trabajo, sin que haya habido por medio informe técnico alguno que así lo aconsejara. Se ha dirigido a Elena Martín Vázquez para decirle que se ha atrevido a decir que el telesillas no tenía la revisión, cuando ésta se hace anualmente y la última fue el pasado mes de diciembre, por lo que aún le quedan cinco meses hasta la próxima, señalando que la Alcaldesa está mal aconsejada en ese sentido y debe contar con los técnicos de Castilla y León en vez de criticar al personal que ha trabajado estos años en la estación.

Además Alejo Riñones ha hecho referencia al cierre del Centro de Ocio Juvenil de la Plaza del Mercado, lo cual considera que ha sido un capricho de graves consecuencias para el trabajador que se encargaba de este espacio, que ha sido despedido y para los 450 jóvenes con carnet de socio que utilizaban sus instalaciones.

También el representante popular ha mencionado la intención que ha manifestado la Alcaldesa de cerrar la Casa del Estudiante, escudándose en que el arquitecto municipal no se responsabiliza de las obras de esas instalaciones, algo que Riñones ha dicho que es normal que no se responsabilice de un proyecto que él no ha firmado.

En otro orden de cosas, aludiendo a otro de los informes de alcaldía que han tenido lugar en el pleno, se ha referido Riñones al traslado de las fiestas de Béjar al centro de la ciudad, señalando que ya se están recogiendo firmas para que esto no sea llevado a cabo y en caso de que al final así sea, cualquier denuncia que sea presentada contra el Ayuntamiento por exceso de ruido será ganada en los tribunales. Ha añadido que las fiestas y conciertos en el centro de la ciudad, junto a una residencia de ancianos, habiendo ahora un recinto ferial es “inhumano” y existen cartas encima de la mesa, de cuando no existía la posibilidad del recinto, del Director de la Escuela de Ingenieros negándose a empezar las clases hasta que se acabaran las fiestas y del Director del Centro Integrado de Formación Profesional quejándose en el mismo sentido.

El Grupo Popular ha justificado las abstenciones de su grupo en el Pleno porque han manifestado que no quieren ser responsables de un pleno que puede ser susceptible de impugnación, debido a que no les ha sido facilitada en papel la información del pleno, algo que es obligatorio que esté a disposición de los grupos en la Secretaría General, para que puedan realizar su labor de oposición. Máxime cuando el Grupo Popular no tiene acceso a la sede electrónica porque son un partido de ámbito nacional y el representante del PP no es Alejo Riñones, que tan solo es el responsable en Béjar y sólo el representante a nivel nacional tiene acceso a la sede electrónica.

Riñones ha manifestado que “todo tiene un límite” y que su grupo no puede ir a un pleno sin contar antes con toda la información y en ese mismo sentido ha vuelto a reclamar el despacho al que tienen derecho, dotado con ordenadores y con personal para atenderlo, señalando que de no obtener pronta respuesta, para no tener que recibir a la gente en la calle, tomará medidas legales, puesto que ya cuenta con el permiso del partido. Y ha contestado a las acusaciones de la Alcaldesa sobre que ellos tardaron dos años en dárselo a Izquierda Unida, explicando que se les ofreció, en los cinco días reglamentarios, la sala de concejales, que cuenta con calefacción, teléfono e internet y fue rechazada alegando que necesitaban un espacio con mayor intimidad, por lo que se le tuvo que hacer en otro sitio. Y ha añadido que ahora es el Partido Socialista el que tiene que atender a lo que es un derecho y un deber establecido en la ley que es la obligatoriedad de los partidos políticos a hacer oposición.

Y por último le ha recordado a la alcaldesa Elena Martín que la herencia que ha recibido el PSOE del Partido Popular han sido siete millones y medio de euros en subvenciones, algo que no ha ocurrido en ningún otro Ayuntamiento de toda España a excepción de las grandes capitales como Madrid y Barcelona: 4,5 millones de euros para La Covatilla, 800.000 euros del Plan de Ahorro Energético, 863.000 euros para la Estación de Autobuses, y 1.300.000 € para El Bosque.