Domingo, 18 de agosto de 2019
La Sierra al día

La Sierra de Francia combate la sequía con ingenio, ayudas y todo tipo de iniciativas

La Alberca sufre problemas en el azud, Mogarraz instala un depósito de 220.000 litros y Miranda del Castañar recibe dinero para reparar una bomba
Depósito provisional de agua de Mogarraz de 220.000 litros de capacidad

La llegada del verano supone cada año un problema logístico para muchas localidades de la Sierra de Francia. Esta zona principalmente turística ve como la población se multiplica, lo que supone un aumento enorme del consumo de agua. Sin embargo, es la época del año en que las captaciones de agua de los diferentes manantiales y ríos de la sierra es menor, por lo que los problemas de abastecimiento se repiten cada época estival. 

En el caso de La Alberca, durante 2017 se construyó un azud de 4.000 metros cúbicos de agua, cuyas obras finalizaron en noviembre de ese año y fue presentado oficialmente en mayo de 2018. Sin embargo, la construcción presenta problemas de filtración y hoy en día el azud no es más que un charco de barro sin ningún impacto en las reservas de agua de la localidad. El alcalde, Miguel Ángel Luengo, señaló que se está a la espera de que se instale un fondo de vinilo en el cauce del azud para evitar filtraciones y que el azud entre en servicio. Pero la obra está totalmente parada en espera de licitación, por lo que este verano la localidad deberá afrontar un verano más el enorme consumo veraniego con las reservas habituales. Al igual que en los últimos veranos, se ha publicado un bando municipal en el que se indica la restricción de agua estrictamente para uso humano. Además, advierten que hay vecinos que siguen utilizando el agua para usos indebidos, como el riego de jardines y huertas privadas, lo que supone una vulneración de la normativa local, por lo que se podrían imponer multas de no cesar la actitud. O en el peor de los casos, producirse cortes de suministro a determinadas horas del día.

Mogarraz es otra de las localidades con graves problemas de abastecimiento. Desde hace años que solicitan una solución a Junta de Castilla y León y Diputación de Salamanca. La alcaldesa, Soledad Álvarez, tomó la decisión de solventar lo antes posible el problema y se decidió instalar un depósito provisional de agua en el paraje de Las Eras, que garantice un mejor suministro al poder almacenarse un remanente de agua para los días de mayor escasez: “Había que encontrar una solución, y supimos de este tipo de depósitos. Se fabrican en Francia y los usa el ejército, por lo que son muy resistentes. El que hemos adquirido nosotros tiene una capacidad de 220.000 litros, y se ha instalado junto a uno de nuestros depósitos fijos, de 300.000 litros. Es medio millón de litros de agua que son un colchón de seguridad enorme para la localidad. Sin embargo, puede que incluso esto no sea suficiente y nos veamos obligados a disponer de alguna cisterna por parte de Diputación. Pese a todo, serán muchas menos de las que tendríamos que pedir si no fuera por el nuevo depósito”. El Ayuntamiento también ha limpiado todas las captaciones y ha tomado medidas de ahorro, como cortar el suministro en todas las fuentes públicas, excepto aquellas que reciben el agua de su propio manantial. “El bando de restricción de agua que tienen en otras localidades durante el verano nosotros lo tenemos todo el año”, añadió Soledad.

Finalmente, Miranda del Castañar también ha sufrido problemas de abastecimiento de agua. Su alcalde, Juan Pablo Gutiérrez, ha señalado a LA SIERRA AL DÍA que esta misma semana han sufrido el fallo de una de las bombas en la captación de agua que la localidad tiene en el río Francia. “De las dos bombas que tenemos ha fallado una. Normal por otra parte, puesto que es un equipo que llevaba en torno a tres décadas funcionando. Ahora mismo estamos funcionando con una sola bomba, y debido a que eso supone un sobreesfuerzo no se puede prolongar mucho en el tiempo. Solicitamos ayuda a la Diputación de Salamanca debido al carácter de urgencia y nos han atendido con gran rapidez, asumiendo el coste de la bomba y a mayores el coste de un motor auxiliar. Esta semana se han encargado el nuevo equipamiento y será instalado en la captación el martes o miércoles de la próxima semana”. El alcalde ha señalado en varios actos públicos a lo largo del mes que la gran solución a los problemas de agua de la localidad sería la construcción de azud en diversas captaciones en altura para poseer una reserva de agua en casos de necesidad. 

Otra de las soluciones que se ofrecen es la creación de una presa de gran tamaño que garantice el servicio de agua para todos los pueblos de la comarca, una tarea de grandes proporciones en las que se tendrían que implicar los gobiernos a nivel local, provincial y regional, además de la propia Confederación Hidrográfica del Tajo, sin olvidar que sería una obra de una gran cuantía económica. Antonio Luengo, diputado provincial socialista de Cristóbal, otra localidad de la Sierra de Francia, señaló hace poco que es precisamente el suministro de agua el gran problema de la comarca: "Varios alcaldes de la zona me comentan el pánico que tienen a la escasez de agua. El verano es la época de mayor crecimiento económico del año y el agua es esencial para poder aprovecharlo. Sin embargo, los problemas de suministro se repiten sin cesar. La construcción de una presa sería una solución de raíz de un problema que cada año se lleva miles de euros procedentes de Planes Provinciales y del Plan de Sequía, pero solo para parchear y no para conseguir una solución definitiva”.

  • El azud de La Alberca sin uso debido a problemas de filtraciones
  • Captación de agua del río Francia para Miranda del Castañar donde se ha producido el fallo de una bomba