Martes, 10 de diciembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Prohibido hasta el jueves realizar barbacoas por el alto riesgo de incendios

Debido a las altas temperaturas que se van a registrar estos días en toda Castilla y León

La Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha prohibido, entre otras cuestiones, la realización de barbacoas en cualquier punto de la comunidad del lunes al jueves por el alto riesgo meteorológico de incendios.

En un primer momento (el pasado viernes), la Dirección General del Medio Natural decretó una situación de “alerta” ante ese riesgo, pero este lunes ha comunicado que la eleva a situación de “alarma” ante el “recrudecimiento de la situación meteorológica”. Como explica la Consejería, se espera una masa de aire caliente de más de 25ºC sobre la Comunidad hasta el jueves, lo que va a hacer que las temperaturas máximas y mínimas sigan siendo muy altas.

Además, se prevé que el martes y el jueves el viento supere los 20 kilómetros por hora en muchas zonas de Castilla y León, con un elevado riesgo de tormentas secas, con mucho aparato eléctrico y vientos erráticos de fuerte intensidad asociados. A todo ello se unen las altas temperaturas que ya se vienen sufriendo desde el viernes y a la situación de déficit hídrico de la vegetación, que incrementa el riesgo de grandes incendios.

Además de la prohibición de uso de las barbacoas, incluido de las autorizadas (como las que hay en la isla de El Picón y la Alameda Vieja de Ciudad Rodrigo), queda prohibido el uso de ahumadores en la actividad apícola, se suspenden todas las autorizaciones que se hayan podido otorgar para el uso del fuego y fuegos artificiales, y se prohíbe el uso de maquinaria cuyo funcionamiento habitual genere fuego (sopletes, soldadores, radiales, etc.) en el monte y la franja de 400 metros de terreno rústico que lo circunda.

De igual modo, se prohíbe el uso de cualquier maquinaria en el monte que pueda generar deflagración, chispas o descargas eléctricas (incluido cosechadoras en terrenos agrícolas situados en el monte). Además, no se podrán utilizar cosechadoras o empacadoras cuando la temperatura sea superior a 30ºC y la velocidad del viento supere los 30 kilómetros por hora, recomendando incluso la Consejería la “suspensión de las labores no urgentes”.

El uso de motosierras sí que es posible si se cuenta con medios de extinción adecuados (mochila, batefuegos o similar), mientras que los campamentos juveniles podrán seguir con su funcionamiento habitual, pero “extremando la vigilancia y las medidas preventivas teniendo especial prudencia en el uso de los generadores, motores y las cocinas de campamento”. Por otro lado, a la población general se le solicita que tenga “la máxima precaución en sus actividades al aire libre”.