Viernes, 23 de agosto de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Retorno triunfal de los Celtas Cortos a Ciudad Rodrigo tras casi dos décadas de ausencia

El músico mirobrigense Jaime González subió al escenario para participar en la interpretación de ‘Retales de una Vida’

La Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo vivió durante la noche del jueves la velada más especial y diferente tanto del actual como de los pasados Festivales de Cultura Tradicional Hispano-Lusa que ha promovido el Consorcio Transfronterizo de Ciudades Amuralladas dentro del proyecto Fortific-Arte, que está financiado con fondos europeos.

Los protagonistas de esta velada fueron los Celtas Cortos, la mítica banda vallisoletana que regresaba a Ciudad Rodrigo 18 años después de su última actuación, que había tenido lugar en agosto de 2001 en la Plaza de Toros de Santa Cruz (previamente, a finales de los 80, habían ofrecido un concierto en la Plazuela del Conde).

En esta tercera visita a Ciudad Rodrigo, los Celtas Cortos se estrenaron en la Plaza Mayor, donde se congregó una amplísima multitud de mirobrigenses –y también unos cuantos forasteros-, dándole al ágora un aspecto que no se veía (fuera del Campanazo y otros momentos carnavaleros) desde el concierto que tuvo lugar allí durante el Martes Mayor del año 2016.

Precisamente, esa gran afluencia de público hizo que se retrasase un poco más de lo previsto el inicio del concierto (acabó empezando sobre las 23.20 horas) para colocar unas cuantas vallas más de protección en el entorno del escenario montado a los pies de la Casa Consistorial (varios concejales del Equipo de Gobierno participaron junto a operarios municipales en la tarea de colocarlas).

En lo que se refiere al concierto en sí, los Celtas Cortos fueron desgranando canciones de su nuevo trabajo, Energía Positiva (que se pudo comprar en la propia Plaza, así como merchandising de la banda), que entremezclaron con las canciones más emblemáticas de la formación, como Haz turismo en el tramo inicial o La senda del tiempo como regreso de un minidescanso.

Por cierto, que en una de las canciones, Retales de una Vida, subió al escenario para tocar con los Celtas Cortos el músico mirobrigense Jaime González. Para los bises quedó la canción de la banda quizás más conocida intergeneracionalmente, 20 de Abril (fue protagonista de un sinfín de stories y vídeos en directo en Instagram), que estuvo acompañada de una pieza instrumental y del Tranquilo majete que cerró definitivamente el concierto tras 1h.50’.

Justo antes de esos bises, el vocalista, Jesús Cifuentes, hizo un alegato de la tierra (ya había tenido otras palabras especiales al principio), recordando que, pese a que Celtas Cortos es una formación vallisoletana, él es natural de Mieza, en plenos Arribes salmantinos.

Hay que apuntar que los bares de la Plaza tuvieron la posibilidad (y así lo hicieron varios de los más cercanos al escenario) de montar una barra en la calle, como ‘contraprestación’ por no tener desplegadas sus terrazas. En lo que respecta a los bares del ‘sur’ de la Plaza, finalmente sí pudieron mantener sus terrazas debido a que en esa zona no había tanto abarrotamiento de público. Por lo que pudiera pasar, el evento contó con un importante despliegue de efectivos tanto de la Policía Local como de la Guardia Civil.

Ver más imágenes: