Miércoles, 11 de diciembre de 2019
Alba de Tormes al día

Restaurante Casa El Vive, gastronomía de calidad en continuo crecimiento

La cuarta generación de esta antigua casa de comidas, Jonatan y Cristian Ojeda, apuestan por una cocina de evolución
Jonatan y Cristián Ojeda revolucionan la cocina de "El Vive" en Alba de Tormes

No tiene pérdida. Merece mucho la pena acercase hasta la villa ducal de Alba de Tormes, atravesar el puente y observar de frente la fachada restaurada de una antigua y afamada casa de comidas fundada en el año 1939.

Hablamos de Restaurante Casa El Vive, que conserva en sus paredes la distinción inconfundible de la cocina de tradición. Una cocina que se abre al vanguardismo y por encima de todo a la calidad y al detalle, bajo el impulso de dos hermanos, los albenses Jonatan Ojeda y Cristian Ojeda, la cuarta generación de una familia que sabe lo que es la hostelería desde hace 80 años.

El hermano pequeño, Cristian, es el chef de ‘El Vive’. Confiesa que siempre le ha gustado la cocina, donde ha tenido la oportunidad de aprender desde pequeño y asegura que durante los últimos años se ha preparado de manera “autodidacta comparando recetas de diferentes lugares y dándoles su toque personal”.

Cocina vanguardista de primera calidad

La cocina vanguardista se abre paso en Restaurante Casa El Vive respetando siempre las raíces gastronómicas de la casa de comidas de los años treinta. De sus fogones sobresalen varios platos, dignos de mención por el buen gusto y cuidado con los que son cocinados y presentados.

En carnes destacan el chuletón de semental Baviere y también el solomillo de rubia gallega con crema de champiñón y foie. Muy valorados y aplaudidos son sus platos de pescado como el rodaballo a la espalda, la espectacular y sabrosa lubina salvaje, la merluza de pincho en salsa verde y la magnifica y genuina gamba de Huelva.

Comer en restaurante Casa el Vive significa repetir, volver y regresar a la primera experiencia gastronómica para degustar otros platos de primera línea. Entre ellos se encuentran las almejas babosas a la marinera, el tartar de atún rojo, la ensalada de lechuga de roble con jamón ibérico foie y queso de cabra y los chipirones a la plancha,  la cigala tamaño doble 0 y el arroz con bogavante.

Platos que se pueden acompañar con una ensalada de perdiz, otra ensalada templada de gulas y un excelente surtido de cocretas caseras (la de morcilla con compota de manzana y almendra, la de queso azul y también la de jamón ibérico). La carta de vinos se extiende hasta las 60 referencias con vinos para todo tipo de bolsillos.

Las reservas pueden formalizarse en el teléfono 923370650.

Helados exclusivos

Después de haber disfrutado de los manjares cocinados en Restaurante Casa El Vive, los comensales no pueden irse de Alba de Tormes sin probar su heladería, exclusiva en la zona. Muy recomendados, los helados de cheesecake, violeta, mango impala, amarena, pétalo de rosa, mandarina de sicilia, caramelo de amapola y nataloso. Muchos de ellos transportan al cliente a su infancia, con una explosión de recuerdos a chucherías y caramelos de décadas pasadas.

Menú del día a 10 euros

Además de los platos anteriormente citados, consecuencia de una cocina de evolución en Restaurante Casa El Vive, los clientes pueden encontrar menús diarios a 10 euros. Un menú formado por cinco primeros y cinco segundos a elegir.

Desde 1939

En 1939, Victor Cosme, alias El Vive, y Librada Pérez fundan Restaurante Casa ‘El Vive’, una casa de comidas en Alba de Tormes. En su cocina no faltaban los peces del Tormes, como tencas y sardas y también la tradicional paella.

En 1964, América Cosme toma el relevo generacional y mantiene abierto el restaurante hasta el año 1976. Posteriormente, Antonia Marcos y Mariano Ojeda, padres de Jonatan y Cristian, mantienen abierto el negocio hasta el año 1987.

Tras un parón de casi 22 años, Restaurante Casa El Vive resurge por su historia, por las raíces de su cocina, de su distinción y lo hace para quedarse.

Fotografías: Rubén Vicente García

Ver más imágenes: