Domingo, 20 de octubre de 2019
Bracamonte al día

El acuerdo de vuelta del mercadillo a las plazas se encuentra con un nuevo bache antes de su realidad definitiva

Los responsables de los puestos de verdura y fruta no están de acuerdo con la ubicación planteada desde el Ayuntamiento, mientras a nivel interno se trabaja para buscar una solución que pueda debatirse en el Consistorio
La vuelta del mercado a las Plazas queda pendiente del acuerdo entre los vendedores de fruta y verdura, que se niegan a moverse de su lugar de siempre
La vuelta del mercado a las plazas parece encontrarse en la última fase de acuerdos para poder por fin hacerse realidad, aunque continúan los problemas a la hora de encontrar una postura común y global para su nueva reorganización en ambas ágoras.
 
Tal y como ha explicado a BRACAMONTE AL DÍA el portavoz de los vendedores ambulantes, el acuerdo entre los puestos dedicados a la ropa y complementos, que son un total de 56, ya estaría prácticamente realizado a nivel interno, pero ahora son los vendedores de la fruta y la verdura los que están exponiendo sus quejas y la negativa a aceptar la vuelta tras conocer la nueva colocación de sus puestos dispuesta en el plano elaborado por el Ayuntamiento de Peñaranda. 
 
De esta forma, los responsables de estos espacios de venta ambulante se han mostrado contrarios a moverse del lugar que durante décadas han venido ocupando semanalmente en la Plaza de España, lugar que ahora variaría debido a la negativa del Consistorio y diferentes apreciaciones realizadas por alguno de los empresarios de esta zona, que no ven con buenos ojos la instalación de estos puestos frente a su local. Es por ello por lo que, tal y como explican, se mantiene un tenso tira y afloja para tratar de llegar a una solución que pueda ser posteriormente trasladada y debatida en un encuentro con el Ayuntamiento.
 
Por su parte, el gremio de los vendedores de ropa estaría de acuerdo en su totalidad con la nueva disposición, que contempla su colocación alrededor de las islas centrales de las Plazas de España y Constitución, permitiendo así acercar su vehículo hasta el lugar que ocupen para realizar el montaje y desmontaje con mayor facilidad, tal y como demandaban, aunque se mantendrá la prohibición total de acceder con sus furgonetas al interior de ambas plazas.
 
Será este próximo lunes cuando vendedores y Ayuntamiento retomen las conversaciones para fijar el acuerdo definitivo que devuelva finalmente el mercado a su ubicación histórica y acabar así con un problemático traslado que mantiene divididas y encendidas las opiniones, tanto entre los vecinos como entre los propios comerciantes.