Martes, 16 de julio de 2019
Las Villas al día

“La falta de liquidez nos obligará a hacer un esfuerzo importante”

El nuevo alcalde de Cantalapiedra promete una gestión “rigurosa y transparente”
Miguel Ángel Marcos recibe el bastón de mando

Hace cuatro años, el empate a votos entre el PP y el PSOE en Cantalapiedra fue resuelto con un sorteo que decidió que los ‘populares’ conservarían la alcaldía. Ahora, el socialista Miguel Ángel Marcos (Cantalapiedra, 1981) tiene el bastón de mando tras conseguir cuatro de los siete concejales en las elecciones municipales de mayo. Afronta su mandato marcándose como reto que el pueblo mantenga los servicios que la despoblación hace peligrar.

 

Cuatro años después de que un sorteo decidiese que estuviesen en la oposición, han ganado las elecciones. ¿Qué cree que han hecho para conseguir la victoria?

El trabajo que hicimos en la oposición siempre fue el de escuchar y defender lo que creíamos justo con independencia de que se nos hiciera más o menos caso. En nuestro grupo siempre estuvimos muy unidos para que nuestra imagen a nivel local fuera fuerte, para que la gente viera que nosotros estábamos ahí por el pueblo. Que el resultado fuera un empate nos dio una mayor fuerza para seguir trabajando y luchando por lo que era justo y necesario.

 

¿Cuáles son sus mayores retos y preocupaciones?

Lo fundamental es mantener todos los servicios, como el colegio, la guardería o el centro de salud. Dada la pérdida de población puede que en algún momento estén en riesgo. En cuanto al Ayuntamiento, la situación económica que nos hemos encontrado no es halagüeña. Hay deudas importantes con acreedores y proveedores. La situación económica en cuanto a liquidez es complicada, lo que nos obligará a hacer un esfuerzo importante. Lo que sobre todo nos va a mover es generar oportunidades para que no se vaya la gente del pueblo. Buscaremos la generación de trabajo.

 

En el discurso de investidura prometió que su gestión sería rigurosa y transparente. ¿En qué se va a traducir esto y qué cambios habrá respecto a la gestión anterior?

En cuanto a la economía, significa por ejemplo que no se pueden encargar trabajos sin saber lo que nos van a costar. El rigor es gestionar de forma eficiente. Será transparente porque queremos que todo el mundo sepa en qué se gasta el dinero del Ayuntamiento. Tenemos medios para ello, como las redes sociales, los plenos y las comisiones informativas.

 

Cuando estaban en la oposición se quejaban de falta de información. ¿Qué papel van a dar a la oposición ahora que son ustedes el Gobierno?

Quien gobierna es quien decide, pero vamos a dar oportunidad a la oposición para que plantee sus propuestas. Todo aquello que veamos viable e interesante para el municipio se atenderá. Informaremos en todo momento. Nosotros no vamos a dejar de convocar una comisión informativa porque no se quiera dar información, y eso sí ha ocurrido. La opacidad en la gestión anterior daba lugar a que nos enterásemos de cosas a toro pasado. Si nosotros nos quejábamos de que no se contara con nosotros, lo que no vamos a hacer es lo mismo. El respeto está por encima de cualquier cosa y creo que en algún momento a nosotros se nos ha faltado.

 

Cantalapiedra se caracteriza por ser un pueblo muy vivo. ¿Qué medidas tienen pensadas en materia de ocio y turismo?

Este año está declarado Jubilar del Sagrado Corazón en el monasterio de las Hermanas Clarisas. Queremos promocionarlo y que sirva para que la gente que venga, además de participar en las actividades religiosas, conozca el municipio, coma aquí y visite otras cosas que ahora mismo no están muy explotadas. También vamos a potenciar la iluminación exterior de los monumentos, hacer un buen programa de fiestas y generar algún tipo de actividad periódica que sirva para atraer gente.

 

¿Cómo está siendo la toma de contacto con la alcaldía?

La responsabilidad es grande. Hay mucha gente con muchas ganas de que se hagan cosas e implicada con nuestro proyecto. El nivel de exigencia es grande.