Lunes, 16 de septiembre de 2019

El TSJ paraliza la privatización de los parques de extinción de incendios de Ciudad Rodrigo y Guijuelo

La Plataforma Bomberos Profesionales de Castilla y León (PBPCyL) pide a la Diputación que estas plazas sean públicas

Bomberos de Guijuelo en una de sus actuaciones
El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha admitido la medida cautelar de paralizar la concesión de gestión indirecta, privatización, de los parques de voluntarios de extinción de incendios de la localidades salmantinas de Ciudad Rodrigo y Guijuelo, hasta que se resuelva la sentencia, a petición de la Plataforma Bomberos Profesionales de Castilla y León (PBPCyL).

El presidente del colectivo, José Ignacio Rubio, ha subrayado, en declaraciones a Europa Press, que este servicio "no puede ser prestado por una empresa privada", sino que tiene que "ser público" porque los bomberos profesionales son quienes tienen la "autoridad" en esta cuestión porque son "funcionarios de carrera", según marca la Ley de Protección Ciudadana de Castilla y León de 2007.

Rubio ha relatado que la Diputación de Salamanca sacó a concurso la gestión indirecta de estos parques de bomberos, el de Ciudad Rodrigo a 24 horas y el de Guijuelo a 12 horas, por lo que la plataforma ya denunció judicialment los hechos en 2018. Si bien en ese momento no se les "dió la razón", ahora el TSJ sí ha entendido parcialmente su reivindicación y ha paralizado la concesión hasta que se confirme la sentencia.

Sin embargo, ya se asignaron ambos centros a dos empresas privadas que de momento no pueden desarrollar el servicio. En Ciudad Rodrigo la adjudicataria fue la Asociación Humanitaria del Cuerpo de Bomberos de la localidad y en Guijuelo a la entidad Europa Agroforestal SL (Eural).

En este sentido, Rubio ha asegurado que esta concesión se trata de una "usurpación" de funciones ya que el personal de estas empresas "no tiene la misma categoría profesional" que este colectivo y ha criticado que la asociación de voluntarios de Ciudad Rodrigo no funcionen como tal y ahora "cobren por ello", a lo que ha precisado que reciben una subvención de hasta 300.000 euros por parte de la institución provincial.

"Entendemos que presten un servicio pero como colaboradores, como voluntarios", ha apostillado, al tiempo que les ha reclamado que "si se denominan voluntarios lo sean de verdad". Asimismo, la plataforma ha pedido a la Diputación de Salamanca que haga estas plazas públicas y no permita esta "usurpación de funciones" porque con "el dinero que hay" se podrían construir "perfectamente" más parques en la provincia.

Por otro lado, Rubio ha resaltado que esta situación no solo se da en la provincia de Salamanca, sino que en la Diputación de León también se quiere "hacer lo mismo", por lo que han denunciado la intención de "privatizar" y "contratar a 75 bomberos" de empresas externas para seis parques, los de "primera categoría" de Celada, Villablino y Cistierna; y los de "segunda" de Valencia de Don Juan, Bembinre y Pola de Gordón.