“Había una vez un circo...”

Jose Luis Garcia Traíd, aquel recordado entrenador de la UDS que empezó en Tercera División, acabando por escalar la máxima categoría del fútbol nacional
El Salamanca de García Traid en Primera División en la temporada 74-75

             Me despierto de un sueño y tengo una mezcla de recuerdos que necesito plasmar a borbotones. A mi me gusta soñar con cosas de fútbol pero no siempre es así, el 90% de las ocasiones afloran sucesos relacionados con la pasada vida laboral. En pocas ocasiones surgen otros temas como en esta ocasión que me vienen a la memoria aquellas canciones de la tele, entonadas por los inefables Gaby, Fofo y Miliki que luego fueron añadiendo a Milikito y otros de la saga. Lo curioso es que el mejor vestido, Gaby, siempre me recordó a Jose Luis Garcia Traíd, aquel recordado entrenador de la UDS que empezó en Tercera División con los Huerta, Sanchez Barrios, Ríal, Chaves, Robi, etcétera. Acabando por escalar la máxima categoría del fútbol nacional. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

               Y es que aquel grupo de payasos logró ponernos en la era contemporánea cantando canciones trascendentes como “La gallina Turuleca” que acababa poniendo un huevo, o dos, o tres… Igual que “Susanita tenía un ratón chiquitín”, y me parece que repartía bolas de anís. Claro, luego nos preguntaban “Como están Vds?” y les respondíamos a voz en grito que “Bieeeeennnn!”, a ver que ibas a decir con lo mal que habíamos acabado años antes con el barco de “Chanquete” en aquel verano azul.

          Años antes de García Traid, el modelo que siempre nos recordaban era el de Manuel Soler, yo los veia entrenar en el campo de Los Maristas,  Abilio, Eloy, Maxi, Barrado, etc. Decían por entonces que jugaban de memoria y mi padre una vez al año me llevaba a un partido oficial en aquel llamado “Día del Socio”.  En esta mezcla muy mezclada de fútbol y circo, ahora el espectáculo va por otros derroteros, ya no se habla de Turulecas ni de Susanitas, sino de Neymares y Mbappes fichados para jugar al fútbol y encerrados en jaulas de oro hasta que el millonario de turno quiera exhibirlos. Todavía hay circos para disfrute de algunos...!