Miércoles, 23 de octubre de 2019

Sin noticias de que se abra La Glorieta en agosto

Ni en julio tampoco porque se supone que si se hubiera preparado algún festejo menor, como el ramillete que tanto éxito obtuvo el año pasado, ya se sabría, se habría publicado, en fin que ya estaría la publicidad en la calle. Y cada vez que paso por allí, que es casi a diario, y veo esa plaza de toros tan infrautilizada me da una cosa…

 Fue una gran idea, creo que del periodista Víctor Soria, que cuajó de lleno entre el personal, aficionado o curioso que asistió de forma progresiva a La Glorieta el verano pasado. Creo que fueron cuatro festejos menores, sin caballos, para principiantes (y otros tantos en la provincia) en los que las noches veraniegas de 2018 tuvieron un colorido especialmente taurino y la organización, si no recuerdo mal, Diputación, empresa de La Glorieta y Televisión Salamanca, enhebraron también de forma paralela y llamativa el divertimento post festejo.

Una brillante idea de las que hacen afición porque era digno de ver ese río de gente joven, mayor, de todo tipo, hasta familias enteras con los niños iban, calle Torres Villarroel arriba hasta la plaza de toros. Solo en las corridas  de feria de alto voltaje se recordaba  una expectación parecida. Era gratis, pero solo la inercia de ir a los toros ya era algo vistoso y espectacular (y útil para la feria de septiembre).

 La pregunta es ¿por qué no se ha repetido este año?. ¿Dónde ha estado el problema? ¿Por qué tan buenas ideas echan el freno de esa manera?

 Cosa de brujas. O así,