Sábado, 24 de agosto de 2019
Las Arribes al día

Los Mayores de Lumbrales disfrutan de una animada jornada festiva en el día de San Pedro

La asociación Liminares homenajeó a los socios nacidos en 1928 con la entrega de sendas placas conmemorativas
Los juegos tradicionales como los bolos animaron la tarde festiva / E. Corredera

La Asociación de Mayores Liminares ha celebrado un año más la fiesta de su patrón San Pedro con un amplio programa de actividades de las que han disfrutado 225 jubilados. El programa incluyó, además de una misa en honor del Patrón, convites, comida, juegos tradicionales y baile.

Los cohetes anunciaban el inicio de la fiesta antes del mediodía, momento en que los mayores empezaron a reunirse en el parque próximo al hogar del jubilado. Desde el parque iniciaron el paseo, acompañados de la charanga Santana, hasta la iglesia parroquial, donde se celebró una misa solemne en honor del patrón. Finalizada la eucaristía, llegó la hora de disfrutar de un convite con dulces y sangría y de la música de la charanga hasta la hora de la comida.

En el restaurante Apartadero Dos, antes del inicio de la comida, tuvo lugar la entrega de placas a los socios nacidos en el año 1.928. Luisa Rodríguez Hernández, Carlota Pablos Pablos, Luis Borrego Chico, Claudia Chico Peñas y Aquilino Bartol Saldaña recibieron sendas placas conmemorativas de manos de los miembros de la directiva de la asociación Liminares, que preside Ángel Herrero Tabernero.

Después de la comida y de los postres con canciones populares, muchos de los asistentes a la fiesta regresaron al parque para disfrutar con los tradicionales juegos de los bolos y la rana, mientras que otros se reunían en el hogar del jubilado huyendo del intenso calor. Mujeres y hombres participaron en sendas competiciones de bolos, que estuvieron muy disputadas. Y un nutrido grupo de hombres demostró su buena puntería jugando a la rana.

La fiesta se trasladó finalmente a la planta baja del hogar del jubilado, donde hubo un animado baile de salón amenizado por la charanga Santana, sesión que, tras el paréntesis de un convite, se alargó hasta las 22 horas.

Ver más imágenes: