Domingo, 22 de septiembre de 2019
Béjar al día

Los insultos al empresario Salvador Viñas por parte de la Alcaldesa amenazan con desabaratar las inversiones en Béjar

Los calificativos de “viejo”, “escatológico” y “chantajista” al empresario catalán por proponer como interlocutor del Plan de Reindustrialización a Alejo Riñones, crispan el ambiente político

Alejo Riñones muestra las escrituras de constitución de la Sociedad Limitada Indusbejar

Alejo Riñones ha hecho unas declaraciones ante las manifestaciones realizadas por la alcaldesa del PSOE, Elena Martín y Francisca Andrés, de Ciudadanos, tras una reunión mantenida en el ayuntamiento de Béjar el día 24 de junio, a la que invitaron al empresario Salvador Viñas. 

Riñones ha aclarado que nunca dijo que fueran a venir a Béjar empresas catalanas, sino que se estaba haciendo todo lo posible para tratar de que estos empresarios invirtieran y se establecieran en Béjar con el objetivo de que crearan puestos de trabajo.

Ha manifestado su enojo y vergüenza por el tratamiento humillante que se le dio Viñas en la rueda de prensa que celebró al día siguiente de la reunión, en la que se le calificó públicamente, ante los medios de comunicación, de “viejo, escatológico y chantajista” y a Antonio Marín Herrera, otro de los empresarios con intención de invertir en Béjar, máximo accionista del Banco Sabadell y de la Caixa  de “traficante del dinero”. El motivo de estos descalificativos por parte de la Alcaldesa fue que Viñas le pidió que fuera Alejo Riñones, como concejal que es del Ayuntamiento, aunque en la oposición; el interlocutor con los empresarios catalanes para los temas relacionados con el Plan de Reindustrialización, ya que había sido con él con quien llevaban varios años trabajando para establecerse en Béjar. Esto motivó que se diera por finalizada la reunión y la posterior rueda de prensa.

Alejo Riñones ha señalado que ha sido tener muy poca inteligencia política, porque le habría puesto a él mismo en una situación muy delicada, ya que si no hubieran venido al final, él y su partido habrían salido gravemente perjudicados políticamente, por lo que no le queda otra que pensar que realmente la Alcaldesa sí cree en que existen proyecto de inversión en Béjar por parte de los empresarios catalanes, pese a que ha manifestado lo contrario y no quería que fuera otro logro del Partido Popular.

En cuanto a la desconfianza que han mostrado tanto la Alcaldesa como la portavoz de Ciudadanos sobre las intenciones de los empresarios y sobre la persona de Salvador Viñas, Riñones ha manifestado que éste no es un viejo de 86 años, que tiene 78, es profesor y perito mercantil, licenciado en ciencias económicas, licenciado en derecho, censor, jurado de cuentas y auditor y además ocupa el puesto de administrador en la Sociedad Limitada Indusbejar, constituida el día 22 de noviembre de 2018 en Barcelona, ante el notario Eugenio Correll Sáncho, que tiene como objetivo, según se recoge en las escrituras de constitución, “la promoción directa o indirecta de la industrialización o reindustrialización, así como la prestación de actividad socioeconómica y cultural en la ciudad de Béjar y en municipios próximos situados en un radio de 50 km”.

Riñones ha manifestado su indignación porque se haya tirado por tierra en pocas horas el trabajo de tantos años y que el Partido Socialista y Ciudadanos hayan desbaratado la posibilidad de que se creasen más de 200 puestos de trabajo en la ciudad, diciendo que se trataba de humo y que todo se había llevado con secretismo, cuando todos en el Ayuntamiento estaban enterados e incluso Ciudadanos había hecho preguntas sobre el proyecto del aprovechamiento de los montes, para lo que se había creado una mancomunidad de municipios con los votos en contra de ambos partidos y que habría sido una forma de aprovechar los recursos endógenos que ahora se están desperdiciando manteniéndo los montes limpios y evitando el peligro de incendios.

Alejo Riñones se ha dirigido a Elena Martín, alcaldesa de Béjar, “Que no se preocupe la Sra. Alcaldesa por mí, yo soy presidente comarcal del Partido Popular y tengo mucho trabajo preocupándome de los 44 Ayuntamientos del PP en la comarca de Béjar y algunos con ganas de inversión y ojala que yo pueda convencer a los empresarios para que desechen la idea del Presidente de esta sociedad de deshacerla inmediatamente”.

También ha desmentido que no supieran todos los grupos políticos de Béjar que se iba a instalar un camping,  cuando todas las licencias y la calificación del suelo estaban concedidas y con los proyectos hechos por el empresario, lo que le supuso en su día un desembolso de más de 50.000 euros. Ha señalado que el proyecto se ha caído por la inestabilidad política. Les ha recordado que el Partido Popular ofreció a los tres partidos un gobierno de coalición, fuerte, para salvar la ciudad de la crisis en la que está, para aprovechar la oportunidad que se brindaba con el Plan de Reindustrialización y han preferido gobernar sólo seis personas, que por buenos que sean y por mucha voluntad que le pongan no cuentan con tiempo material para llevar a cabo el trabajo que requiere un Ayuntamiento como el de Béjar, invitándoles a que se pongan a trabajar en los tres proyectos que su equipo dejó hechos y con financiación: La inversión en La Covatilla y el parque de verano, la rehabilitación de El Bosque y Plan de ahorro energético.

Riñones también ha contestado a las afirmaciones de la portavoz de Ciudadanos en la citada rueda de prensa, en la que aseguró que cinco empresarios se habían dirigido a ella para decirle que el anterior Alcalde les había dicho que el Plan de Reindustrialización no era para empresarios de Béjar. Le ha dicho que miente y le ha retado a que presente a uno solo de estos empresarios, citándole el BOP de 11 de abril en el que se recogen las condiciones que ponía el Ayuntamiento de Béjar para adquirir terrenos en polígono industrial subvencionados por el consistorio “para todas las empresas bejaranas y los emprendedores y empresas de fuera que quieran instalarse en Béjar”.

Riñones lamenta profundamente la situación a la que se ha llegado con los empresarios catalanes y la oportunidad que puede perder Béjar, por lo que califica de “soberbia” de la Alcaldesa, reiterando que son muchos años de trabajo los que se han desperdiciado por unas desafortunadas declaraciones.