Sábado, 20 de julio de 2019

Cómo afecta el calor a los neumáticos

La gran mayoría de los españoles utiliza neumáticos de verano para cualquier momento del año

En el momento en el que llegan las altas temperaturas hay que prestar atención a ciertos aspectos de nuestro vehículo, como a los neumáticos. Circular a una presión inadecuada puede reducir la vida útil de los neumáticos en torno a un 15%. Y no solo eso, si no que también contribuirá a aumentar el consumo de combustible en un 7%.

La gran mayoría de los españoles utiliza neumáticos de verano para cualquier momento del año. Los neumáticos de invierno están diseñados para temperaturas muy bajas, algo que, salvo que vivas en zonas de montaña en las que los inviernos sean duros, no suele ser muy habitual.

Eso sí, si estás usando neumáticos de invierno, debes pasar a neumáticos de verano a partir de la primavera.

Además, también ten en cuenta estas consideraciones:

Comprobar la presión de los neumáticos

La presión de los neumáticos debe ser comprobada cada 15 días aproximadamente. Cómo ya hemos comentado, esto contribuirá a aumentar el tiempo de vida útil de los neumáticos, a reducir el consumo asociado y también a obtener una mayor precisión en la frenada.

Es decir, que te ayudará a condiciones en condiciones mucho más seguras.

Importante: La presión de los neumáticos debe medirse cuando estos están fríos, no cuando hayan rodado.

Comprobar el estado del dibujo y la profundidad

Comprobar el estado del dibujo y la profundidad también es algo muy importante. Los expertos recomiendan hacer el cambio de neumáticos en el momento en el que se detecte que el dibujo se encuentra sobre los 2 mm. Y es que será entonces cuando las condiciones de seguridad habrán disminuido mucho.

Carga de vehículo

El índice de carga es un valor numérico que hace referencia a los kilos que cada neumático es capaz de soportar. Podemos conocer este valor analizando el flanco de los neumáticos y haciendo la comparación correspondiente con las tablas de índice de peso.

Estado de la rueda de repuesto

Un error muy habitual es comprobar tan solo los neumáticos que vamos a usar en el viaje, y olvidarnos de la rueda de repuesto. No nos acordaremos de ella hasta que tengamos un reventón y no nos quede más remedio, pero si no está en buenas condiciones, no nos quedará otra que llamar a la grúa.

Obviamente, esta rueda no se está utilizando y, aunque podamos pensar que esto indica que va a estar en buenas condiciones, no tiene porqué ser así. Los expertos alertan de que, al no estar sometida a la presión de peso del vehículo, es normal que pueda perder aire.

Por ello, lo más recomendable es comprobar que la presión de la rueda es de 0.5 bares más de presión.

Utiliza neumáticos de verano

Es inseguro circular con neumáticos de invierno en verano. Si lo hiciéramos, el desgaste sería mayor y se incrementaría el riesgo de sufrir un accidente.

No hay que escatimar en cuanto a seguridad se refiere, por lo que vale la pena invertir en neumáticos de verano.

Sigue estos consejos y tu vehículo estará preparado para aguantar este verano.