Miércoles, 23 de octubre de 2019

Accesibilidad, los planes y las prácticas.

Las cadenas, la disposición de la terraza y la estrechez de la acera, complican el itinerario hasta los soportales para una silla de ruedas. Eliminar la innecesaria cadena quizás sería una buena y barata idea.

Uno de los aspectos más importantes en la Movilidad urbana es la accesibilidad, en este caso no tanto relacionada con la proximidad (aunque debería) como en facilitar la vida a personas con problemas físicos. No es que se explaye el Plan de Movilidad sobre el tema precisamente, pero contamos desde el Pleno Municipal del 10 de Noviembre de 2017 con un “Plan Estratégico de Accesibilidad”. Solo he encontrado un pdf de 76 páginas con apariencia de resumen y sin plazos temporales, que en sus Principios dice “La accesibilidad contribuye a incrementar la autonomía en la vida personal y fomenta las relaciones sociales y la participación pública, lo que permite avanzar en la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad”.

El reasfaltado de la Calle de Caldereros la ha trasmutado en plataforma única pero abierta libremente al tráfico (50 km/h.). Es un avance, pero quizás sería más seguro formalizar una prioridad peatonal (20-30 km/h.).

También nos hemos integrado en la “Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores”, lo que ha supuesto que el Ayuntamiento elabore un “Plan de acción trienal 2018-2021” con fecha de Junio de 2018, por lo que hemos consumido un tercio de su duración. Recoge interesantes propuestas relacionadas con la accesibilidad, donde se menciona con frecuencia a la OMS y sus recomendaciones.

Terraza en la banda de aparcamiento en Lleida. Foto de forocoches, donde no ha concitado mucho entusiasmo.

Son documentos con tiempo para desarrollar sus propuestas y se entiende que, lógicamente, coordinados entre sí y con el Plan de Movilidad. Pero llama la atención que, tras más de 23 años con Ordenanza de Accesibilidad, y Planes varios en otras administraciones, el Ayuntamiento permita todavía prácticas habituales poco “accesibles”. En las terrazas diría que hay demasiados casos que generan problemas a quienes tienen dificultades para desplazarse. Por si alguien no lo sabe, hay ciudades que los evitan poniendo las terrazas en la banda de aparcamiento de la calzada.

A la izquierda del edificio se ve un contenedor en la banda de aparcamiento, la foto es de abril. Fíjense en el paso de peatones de la derecha. Ahí ha terminado el contenedor dejando unos centímetros para el paso.

También existen contenedores de basura que se “mueven” de la calzada a la acera. Todos están en ambos espacios, supongo que bajo criterios para salvaguardar la accesibilidad de los viandantes. Si hacemos caso al Plan de Accesibilidad en sus Principios: “Las actuaciones para favorecer la accesibilidad deben ser consideradas y valoradas en todos los proyectos de obras o de prestación de servicios municipales”, por muy privatizada que esté su gestión que no su titularidad (jurídicamente imposible). Parece que quienes se ocupan de la basura tienen que conocer los espacios mínimos que deben dejar francos en una acera, por muy en la periferia que esté. De todas formas, como en las terrazas, seguro que existe algún departamento municipal que, según la ley, tiene la obligación de controlar estas cosas.

Instalación efímera junto al puente de Enrique Esteban, que no puede quedar al margen de las normas. Tras la caseta hay un paso de peatones que no se ve y al que sólo se puede llegar por la izquierda, inaccesible por la valla.

En la Gran Vía además de no caber en el “andén”, la pendiente “al revés” deja al vehículo más alto de lo habitual.

Y dentro de estas notas sobre accesibilidad física están las paradas del transporte público. Hace años que reclamo parar el vehículo en el carril de circulación, lo que permite un acercamiento inmejorable y más seguro a la acera para facilitar la accesibilidad. En la página 29 del Plan Trienal para los Mayores dice literalmente: “Observar la posibilidad de mejorar progresivamente la accesibilidad del autobús para que pueda parar en línea en paralelo a la acera”. Estoy expectante por ver qué significa y cómo consiguen “Observar la posibilidad”. Recomiendo la lectura de los dos grupos de acciones que tienen que ver con la calle y el transporte. Según el Plan Estratégico “La accesibilidad es una inversión que mejora la calidad de vida de toda la población salmantina”.

Imagen de la portada de los archivos en pdf de los dos primeros tomos del Plan de Accesibilidad de Segovia, le acompañan otros 7 además de carpetas con planos y edificios. Todos a disposición de la ciudadanía.