Lunes, 16 de septiembre de 2019

El cernido de la vid, paso previo al envero

También llamado ‘cuajado’, es el momento en que el polen fecunda el ovario y se forma el fruto

El cernido de la vid, también vulgarmente llamado ‘cuajado’, es el momento en que el polen fecunda el ovario y se forma el maravilloso fruto, la baya, babo o uva. No deja de ser curioso que cuando el racimo (que en realidad es un ‘racimo de racimos’) va tomando forma, se dice que la uva tiene tamaño ‘guisante’, buena señal de que el proceso de crecimiento sigue su curso.

Si la cierna ha sido buena, el racimo pronto tomará su forma característica, pero si no ha sido así, se dice que ha habido ‘corrimiento’ y el racimo queda con pocas uvas o ‘ralo’, y aunque las bayas engordarán algo más de lo habitual al haber menos, la cosecha en conjunto será escasa.

Este es el estado previo al ‘envero’, el estado fenológico más bonito de la uva por la explosión de colores que experimenta.

Javier Bragado