Miércoles, 23 de octubre de 2019

La peste

Dado que en la actualidad se están diagnosticando nuevos casos de peste en el mundo, aun siendo tratada con éxito, sería conveniente que conociésemos su historia, tipos, formas de transmisión o contagio, etc.  En la Edad Media (y en parte de la Edad Moderna) la salud era la proporción adecuada de los humores… sangre, cólera, melancolía y flema, que se mantenían en equilibrio con el calor del corazón y los alimentos que tomaban. El aire enfriaba el corazón y ventilaba (oreaba) la sangre, luego si el aire estaba corrompido, corrompía la sangre y se rompía el equilibrio de la salud. Los bubones, o los esputos sanguinolentos, o las manchas de color negro azulado era la mala sangre, la sangre contaminada que el cuerpo trataba de eliminar.

En aquellos tiempos se pensaba que el origen de la peste era por la corrupción del aire, o como castigo divino por los pecados de los hombres, o por la conjunción de Saturno, Júpiter y Marte en Piscis, o por los eclipses, los cometas, las tormentas, o que la propagaban los judíos contaminando el aire. Las caravanas de la ruta de la seda trajeron la peste a Europa, aunque la de 1348 vino de la mano de los marinos genoveses que huyeron de la ciudad de Caffa, en Crimea, sitiada por los mongoles y contaminada con los cadáveres de los muertos que los asaltantes lanzaban con catapultas dentro de la ciudad. Nuestros antepasados se defendieron quemando maderas olorosas; echándose perfume en la piel y en las ropas; limpiando las calles y enterrando a los muertos para purificar el aire; teniendo una fe inquebrantable a San Roque, con el perrito, la calabaza y el palitroque; tomando salvia y tierra sigillata; abriendo el bubón para eliminar la sangre (el humor sangre) que estaba causando el mal; practicando sangrías al enfermo para eliminar la sangre (el humor sangre); poniendo sobre el cuerpo talismanes, piedras preciosas, reliquias de santos, oraciones, etc.; con penitencias de la población;  practicando exorcismos a los contagiados y aislando a los enfermos. Aunque la medida más popular fue alejarse del foco contaminado “huir de la peste”.

Los tipos de peste pueden ser:

Bubónica.- Se inflamaban dolorosamente los ganglios de la ingle, de la axila y del cuello. La gente sólo entendió que en esas partes del cuerpo les salían unos bultos como huevos que llamaron bubas. Más tarde los bultos se extendían por todo el cuerpo y aparecían unas manchas negras. Cálculo estimado del 40 al 90% de muertos.

Pulmonar.- Se infectan los pulmones al respirar el bacilo: Fiebre alta, ahogo, tos y esputos de sangre. Cálculo estimado del 90 al 100% de muertos.

Septicémica.- Cuando los bacilos se esparcen desde los ganglios o desde el pulmón. Es la más mortal. Provoca hemorragias por todo el cuerpo. Cálculo estimado del 100% de muertos.

Las formas de transmisión o contagio son:

Con la pulga de la rata. La pulga pica a la rata y luego al hombre. La pulga la transmite en temperaturas entre 15º y 20º y con una humedad del 90 al 100%. Las formas pulmonares (de hombre a hombre), se transmite en los meses fríos. Se propaga más en los medios urbanos que en los rurales. Hubo más mortandad en la costa que en el interior y se la llamaba la muerte negra.