Sábado, 21 de septiembre de 2019

Alboroque

Antes de seguir más adelante tengo que aclarar: “ALBOROQUE”-Es el convite que hace un vendedor o comprador, por la realización de un trato.

Y tengo que continuar aclarando que: “Las-Frases Populares-y el-Refrán-, es algo más que la voz del pueblo, es la voz de la experiencia y la filosofía popular”. Y abundando aún más; tengo que seguir diciendo: “Que están llenos de contenido doctrinal, de carga moralizante, y que esto al igual que su sentido didáctico, pedagógico y de moraleja abreviada, no es más que el fruto de una experiencia largamente confirmada por las generaciones posteriores”. Reconozcamos que no hay refrán y palabras populares que no sea verdadero y que, cien refranes o palabras de ayer… cien verdades.

Mucho más podría añadir sobre este debatido tema. Pero, ¿os estaréis preguntando?... ¿Esto, a qué viene?

Pues viene; a que el señor Manuel y yo, una vez aposentados gozando del sol mañanero y ya en la mesa nuestro “anfitrión” que hoy no será el clásico vermú, será un buen orujo de Ourense y algo que “ligue” para acompañar. Pues la ocasión lo requiere para poder “analizar” en profundidad los resultados electorales habidos y aún por haber, donde no han faltado; cambalaches, tratos, contubernios e ignominias por cientos. Donde además la palabra dada, ha dejado de tener valor.

Y lo vamos hacer, o al menos intentar, entrando en un “berenjenal”, que es meterse en negocios enredados y dificultosos. Y, tal vez, cometamos “sacrilegio”, “lesión o profanación de cosa o personas sagradas”. Pues en esto de la política algunos se creen “vacas sagradas”, dicho esto, sin jactancia ni alabancia.

La tarea nos la vamos a repartir el señor Manuel y yo. El será el “portador” de –Palabras del Ayer- en cinco palabras. Yo lo haré con cinco-Refranes-adecuados al tema a tratar.

Señor Manuel, ¿Comienza usted?

Vamos a ello. 1-Acoquinar-“vencer, dominar”. 2-Ahibao-“tonto, insípido, distraído”. 3-Baratillo-“sitio en que se vendían ciertos artículos tendidos en la Plaza de los pueblos y que se cambiaban por trapos y hierros viejos”. 4-Cacarear-“hablar sin sentido, fanfarronear”. 5-Combajón-“el que anda con asuntos que no son de su incumbencia”.

Las “apreciaciones” de mi amigo el señor Manuel y sus palabras del ayer, yo creo que se ajustan a la realidad actual, pero no se queda agusto y me añade socarrón y mala uva. Tengo al respecto… ¡mil más! Date cuenta que me he quedado en la-C-.

Ahora me toca a mí el “lidiar” con los –Refranes- y me pongo a ello. 1- ¡Ea, que lo hago barato; el que vale dos lo doy a cuatro! “Va contra aquellos que con buenas palabras tratan de “vender” por bueno y barato, lo que no es tal”. 2-Noventa y nueve corderos y un pastor hacen cien cabezas: “Frase con la que se da a entender que el número no tiene valor alguno  y que para sustentar un parecer es tonto decir que muchos opinan igual o están de acuerdo”.3-“No hay cosa más cara que la que se compró con ruegos: “Porque si se consigue se ve uno obligado a devolver el favor, y quiérase o no, a estar agradecido a quien lo otorgó toda la vida”. 4-Ni vendas a tu amigo, ni compres de tu enemigo: “Si vendes a un amigo, es fácil que éste, por un motivo o por otro, se crea timado o víctima del que vende”.5-Buscar mendrugos en cama de galgos: “Intentar algo imposible o donde no es posible intentarlo”.

Hasta aquí llegó nuestro “duelo” incruento entre el señor Manuel y yo. Y donde nosotros solamente hemos sido fedatarios de lo que aseveran-, “las palabras del ayer” o  los “refranes populares” que han sido los verdaderos protagonistas. Ya que los dos estamos de acuerdo en que ambas modalidades de expresión, son: “Consecuencia de la experiencia propia o ajena, expresada con habilidad y con pocas palabras y cuyo contenido  moraliza y diatriba contra la sociedad, cayendo en gracia del auditorio, que la repite una y otra vez, elevando la anécdota y el recuerdo a la categoría de sentencia y generalización”.

Y… que: “Es el corolario o la demostración final de algo”, murmura el señor Manuel convencido y se pregunta expectante; ¿Qué le respondes cuando un paisano te espeta sin reparo?... “Media vuelta a la izquierda es lo mismo que media vuelta a la derecha, sólo que todo lo contrario”…

De acuerdo amigo; usted y yo hemos cumplido. Así que celebrémoslo antes de irnos con un cumplido-ALBOROQUE-, y apuremos el chupito de orujo de Ourense que hace “huella” al pasar por la garganta. Sí, vámonos antes de que pase su “buen amigo” (entre comillas), el tal Melquiades, nos vea y se vaya diciendo por todo el pueblo: “Dios los cría y ellos se juntan”. Que no le “traduzco” lo que significa por no cabrearle. Pues eso.

 Para: Armando Moralejo- (q.e.p.d), que estaba ilusionado por poder publicar su libro-PALABRAS del AYER-y el- Destino-, le impidió el hacerlo.