Viernes, 23 de agosto de 2019
Béjar al día

El Corpus y los Hombres de Musgo una tradición viva en el alma de los bejaranos

Béjar se vuelca con su Fiesta de Interés Internacional, una tradición de siglos en la que la ciudad se engalana con la implicación de autoridades, cofradías, hermandades, colectivos y vecinos

Procesión del Corpus y Los Hombres de Musgo, Fiesta de Interés Turístico Internacional

Los Hombres de Musgo vuelven a ser protagonistas en la procesión del Corpus y Béjar vive una de sus tradiciones más arraigadas entre la ciudadanía, volcada en la decoración de un municipio que luces estos días engalanado para celebrar su Fiesta de Interés Turístico Internacional.

La jornada comienza muy de mañana en el claustro del convento de San Francisco, con el ritual de vestir a los hombres y mujeres de musgo, seis personas que durante la mañana son el foco principal de los numerosos medios de comunicación de todo el mundo acreditados para cubrir el evento. Alejandro Romero, Julián García y Remigio Barrios son los encargados de envolverloslos con 13 kilos de musgo, a los que se suma el peso la gran maza que deben portar durante el desfile procesional y no faltan candidatos, pues la lista  de voluntarios está completa hasta 2024.

Como novedad este año, debido al cambio de color en el gobierno municipal, las autoridades civiles del Partido Socialista, encabezadas por la alcaldesa Elena Martín Vázquez y los Hombres de Musgo, han esperado a la comitiva religiosa en la Plaza de San Juan Bosco, como símbolo de separación de los poderes religioso y político, mientras que los concejales en la oposición, del Partido Popular, se han unido a la procesión religiosa en la puerta de la iglesia de Santa María la Mayor, después de asistir a la celebración eucarística.

La comitiva ha continuado por el habitual recorrido ornamentado con alfombras de sal, parándose a bendecir cada uno de los altares elaborados por cofradías, hermandades y comunidades cristianas, que han contribuido al embellecimiento de la ciudad, en unas calles adornadas con flores y colgaduras en los balcones, desde los que los vecinos han arrojado pétalos de rosa sobre la custodia, cuyo aroma unido al del tomillo esparcido por el suelo crea ese ambiente mágico de la fiesta.

Tras varias horas, el desfile procesional ha finalizado en la Plaza Mayor, con la rendición de banderas ante el Santísimo Sacramento, que bajo palio se ha recogido en la iglesia del Salvador, dando por finalizado el Corpus 2019.