Lunes, 16 de septiembre de 2019

Municipios con y sin pactos

Transcurrido casi un mes desde las elecciones municipales del 26 de mayo, los diversos plenos celebrados en los consistorios de la comarca han acabado por definir quién gobernará cada uno de los municipios de la zona.

Así, si en la mayor parte de nuestros pueblos ya se sabía de antemano quiénes iban a tomar el bastón de mando municipal (por aquello de haber logrado la mayoría absoluta), en otros sin embargo se mantuvo hasta última hora la incógnita de quiénes acabarían rigiendo los destinos de la política local.

En este sentido, Vitigudino quizá haya sido aquel en el que más incertidumbre ha habido, después de unas semanas de idas y vueltas, con un constante tira y afloja entre partidos sobre los pactos que podrían encumbrar a unos u otros al sillón de la alcaldía.

Sin embargo, llegó el día del pleno y no se había hecho público ningún pacto en Vitigudino, con lo que a punto estuvo de saltar la sorpresa en el salón de plenos, donde el candidato del PSOE, Germán Vicente, hubiese salido investido como alcalde de no haber sido porque él y su grupo municipal decidieron abstenerse en la votación, ya que Ciudadanos acabó dándole unos votos que no había pedido, quizá molestos por no haber podido llegar a un pacto con el PP.

Otro municipio de la comarca donde la incertidumbre llegó hasta el salón de plenos fue Vilvestre. En esta localidad riberana, la opción más votada fue Alternativa por Vilvestre (AV), si bien no llegó a alcanzar la mayoría absoluta, habiendo empatado en número de concejales con la segunda fuerza, el PP, con lo cual todo quedaba en manos de Ciudadanos, que con 1 concejal se erigía como llave en la investidura.

No obstante, ante la falta de acuerdo para llegar a un pacto de gobierno, ya fuese con AV o con PP, los naranjas decidieron que su candidato se votase a sí mismo en el pleno de investidura, motivo por el cual salió elegido el candidato de la fuerza más votada, en virtud de lo establecido por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, es decir, Juan Ángel Gorjón, de Alternativa por Vilvestre, que ha logrado con su investidura romper más de tres décadas de gobiernos populares en el municipio.

En el resto de la comarca, por su parte, no hubo demasiadas sorpresas, llegándose a los plenos con los pactos ya cerrados (caso por ejemplo de Lumbrales, con el pacto C’s-PSOE) o con mayorías absolutas que no dejaban lugar a la sorpresa.

Por otro lado, a excepción de algunos de los pueblos más importantes de la comarca, como Vitigudino, Lumbrales o Vilvestre, el panorama político ha cambiado poco en la zona, habiéndose dado algún que otro caso llamativo, como el de Yecla de Yeltes, donde el PP pasó de gobernar con mayoría absoluta, a quedarse fuera del consistorio, sin obtener ni tan siquiera un concejal.

El tiempo dirá si, en aquellos municipios donde ha habido pactos entre varias fuerzas, éstos resisten toda la legislatura o si, por el contrario, acabaremos asistiendo al movimiento de sillones mediante mociones de censura.

De un modo u otro, solo me queda desear toda la suerte del mundo a todos aquellos que han entrado en los ayuntamientos de la comarca, pues buena falta nos hace que desarrollen su labor de la mejor manera posible. Esta comarca necesita un futuro digno, en vuestras manos estamos para los próximos cuatro años.