Martes, 16 de julio de 2019
Las Arribes al día

Casi el 90 % de los perros abandonados en 2018 procedían del entorno urbano

La RFEC señala que la Fundación Affinity vuelve a desarticular las mentiras animalistas sobre el abandono de perros de caza

La mayoríad e los abandonos corresponden a camadas indeseadas y son perros mestizos

La Real Federación Española de Caza (RFEC) ha valorado positivamente que el Estudio de Abandono y Adopción 2019 que acaba de publicar la Fundación Affinity, reflejando los datos recopilados durante 2018, haya vuelto a poner en evidencia, un año más, las mentiras de los grupos animalistas sobre el abandono de los perros de caza.

El Informe pone de manifiesto nuevamente que los perros del entorno urbano suponen el 87,3 % de los abandonos (de un total de 104.688), por lo que los perros de caza vuelven a situarse como los menos abandonados (12,6 %), a pesar de los intentos de criminalización de las organizaciones animalistas y su entorno, que “repiten constantemente cifras inventadas y que, lamentablemente, son recogidas por algunos medios de comunicación sin contrastar con informaciones oficiales”, señalan desde la RFEC.

Las camadas no deseadas siguen siendo el principal motivo de abandono (15,3 %) tras los datos facilitados por un total de 327 sociedades protectoras, ayuntamientos y consejos comarcales de toda España que han participado en este estudio, cuyas cifras “desmontan también el bulo sobre el abandono de perros de caza al terminar la temporada”, al señalar que son similares durante todas las épocas del año, no existiendo una estacionalidad definida. En concreto, el mes de febrero –que coincide con el final de la temporada cinegética– presenta uno de los menores porcentajes de abandonos del año (7,5 %).

Así mismo, el Estudio de Abandono y Adopción 2019 indica que el 80% son mestizos y el 20 % son de raza pura (numerosos perros de razas de caza sólo se utilizan como animales de compañía, por lo que su abandono no puede ser relacionado con la actividad cinegética) y refleja que el 25% de los perros recogidos por refugios y protectoras de animales fueron devueltos a sus propietarios, por lo que no fueron realmente abandonados, sino que llegaron a estos centros como consecuencia de una pérdida.

La Real Federación Española de Caza recuerda que todo el colectivo cinegético condena firmemente el abandono y el maltrato de animales de compañía, incide en la necesidad de una tenencia responsable de los perros de caza, y su presidente, Ignacio Valle, ha pedido a todos los cazadores que “denuncien cualquier hecho del que tengan conocimiento relacionado con el maltrato o el abandono de perros”.