Jueves, 22 de agosto de 2019
Ciudad Rodrigo al día

La legislatura 2015-2019 llega a su fin con un emotivo pleno “más de personas que de política”

En la sesión tomaron la palabra 10 de los 17 concejales, entre ellos 5 de los 7 que dejan el salón de plenos

El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo vivió a la hora de comer del miércoles su última sesión plenaria de la legislatura 2015-2019, en la cual la ciudad ha contado con un Equipo de Gobierno integrado por Partido Socialista, Izquierda Unida y Ciudadanos con Juan Tomás Muñoz al frente, que tomó el relevo de la mayoría absoluta que tuvo el Partido Popular durante 16 años (de 1999 a 2015), que se retomará el sábado a partir de las 12.00 horas (“a no ser que haya algún tránsfuga”, como bromeó Marcos Iglesias).

Este último pleno tuvo como único punto en el Orden del Día la aprobación de las actas de las sesiones anteriores (concretamente del pleno ordinario del 23 de mayo y del extraordinario del 6 de junio), que la Ley obliga a aprobar 3 días antes de la Constitución de la nueva Corporación. Este trámite duró segundos, pero la sesión tuvo como añadido (fuera del pleno propiamente dicho), una serie de intervenciones a modo de ‘despedida’ de la legislatura.

En total, tomaron la palabra 10 de los 17 concejales, entre ellos 5 de los 7 que se marchan (entre éstos, no lo hicieron Cristian González y Manuel Choya), algunos de los cuales se emocionaron bastante, siendo de este modo una sesión “más de personas que de política”, como la definió Miguel Matías Rubio. En las intervenciones (seguida cada una de ellas por aplausos), hubo muchas cuestiones ‘repetidas’, como el agradecimiento a los compañeros de Corporación, y a los trabajadores municipales.

Los últimos parlamentos de la legislatura

La ronda de despedidas –que se organizó según fueron pidiendo el turno de palabra- la abrió Carolina Paniagua, quién expresó que había sido “una gran satisfacción trabajar al lado de todos mis compañeros y representar a mi ciudad”, mostrando su especial agradecimiento a su marido y sus hijas, por su “apoyo incondicional y el tiempo cedido en beneficio de esta ciudad”; a los trabajadores municipales, “por su trabajo y profesionalidad”; y a los mirobrigenses que “hace 4 años nos dieron la oportunidad de representarles”.

Por otro lado, expresó que habían sido “un buen grupo [en referencia al PP]; hemos hecho un trabajo en positivo que los mirobrigenses han sabido valorar y agradecer”, anunciando que “seguiré colaborando con el partido en todo aquello que se me necesite para seguir impulsando Ciudad Rodrigo”.

A continuación, habló uno de los que sigue, Joaquín Pellicer, quién tras agradecer el “trabajo de todos los concejales salientes”, tuvo palabras especiales para Jesús Sánchez Agudo, “con quién más trabajo he tenido del PP” (al estar en la Comisión de Obras), apuntando que las cosas que le había planteado se habían ido llevando a cabo en la medida de las posibilidades: “he trabajado muy a gusto”.

Del concejal de Ciudadanos que se marcha, Cristian González, Joaquín Pellicer dijo que ha sido “un lujo” tenerle en el equipo de trabajo: “ha demostrado una gran dedicación y profesionalidad, y ha dejado el pabellón muy alto en tema de Carnaval y Festejos”, esperando que quiénes le sustituyan sea capaces de llevarlos al menos al mismo nivel que ha llevado las fiestas de Ciudad Rodrigo.

La ronda continuó con Jesús Sánchez Agudo, que fue quién más emocionado se mostró en el momento de hablar. En su turno mostró su “más sincero agradecimiento por el trato, la amistad y el cariño recibido”, tanto por parte de los concejales como por parte de los trabajadores del Ayuntamiento. Según apuntó, él, que es “un hombre de música”, “llevo una palabra dentro que es respeto con mayúsculas, y eso es lo que me llevo de todos vosotros”.

El siguiente en intervenir fue Marcos Iglesias, quién agradeció la tarea de todos los que se marchan, empezando por los de la bancada de enfrente: “tengo un buen recuerdo, siempre se ha mantenido un clima de respeto entre nosotros”, asegurando que de ellos se lleva la “humanidad”. Marcos Iglesias alabó de los concejales de su partido que no siguen que son “muy buena gente”, resaltando su “trabajo y lealtad” y que siente “su aliento, su apoyo”, tras una tarea de oposición que “ha sido dura, porque implica tener un papel en muchas ocasiones incomprendido, pero democrático”. El futuro alcalde concluyó su intervención señalando que en él tienen “un compañero que será para siempre”.

Otro de los que sigue es Domingo Benito, quién según dijo en principio no iba a hablar, pero finalmente lo hizo para reflexionar que esta legislatura en el Equipo de Gobierno “ha sido un momento muy interesante en lo que hemos podido construir con palabras, a los aciertos que hemos tenido y a los errores que hayamos podido cometer”, reconociendo el “respeto” que ha habido entre los concejales y la “capacidad” para haber llegado a acuerdos: “la oposición que se ha hecho ha sido constructiva y el gobierno ha sido sentido y emocionado”.

Benito tuvo palabras especiales para sus dos compañeros de grupo, Alejandra Méndez y Manuel Choya: “estoy convencido de que volveréis al salón de plenos porque Ciudad Rodrigo os necesita y os merece”, agradeciéndoles “de corazón” su trabajo “porque lo habéis hecho desde la honestidad, el empeño y el afecto”. Desde su punto de vista, “se acaba una legislatura que ha sido apasionante y empieza otra que no lo va a ser menos”.

También seguirá Carlos Fernández Chanca, quién en su caso agradeció el trabajo de los empleados municipales vinculados a las áreas de Deportes y Servicios Sociales, así como la colaboración de los clubes deportivos y entidades de carácter social Por otro lado, manifestó su agradecimiento a sus compañeros y a su partido por haberle permitido ser portavoz del PSOE, alabando del alcalde que “se ha desvivido estos 4 años por y para la ciudad”.

Carlos Fernández Chanca expresó que “cerramos una etapa gratificante en lo personal y en lo político”, porque “haber sido concejal de Gobierno del pueblo donde llevas viviendo prácticamente la totalidad de tu vida es un orgullo”. Asimismo añadió que “además de compañeros, me llevo grandes amigos: Ciudad Rodrigo pierde a grandes concejales que han estado sumando por Ciudad Rodrigo”. Por último, deseó suerte a la nueva Corporación, mostrándose dispuesto desde la oposición a “sumar esfuerzos para mejorar nuestra ciudad”.

Como contrapunto deportivo en la oposición ha estado Miguel Matías Rubio, quién señaló que se lleva “un grato recuerdo de los 16 compañeros que he tenido, en mayor o menor medida”. En su intervención agradeció a su grupo político “la oportunidad de haber trabajado durante estos 4 años”; y a los funcionarios, su “facilidad” para poder desarrollar su trabajo. Además de desear “toda la suerte del mundo” a los que se quedan, en especial a su grupo, tuvo palabras especiales para su “apoyo más personal durante esta legislatura”, Carolina Paniagua.

Miguel Matías Rubio ha preguntado en numerosas ocasiones por la Policía Local en los plenos a Begoña Moro, quién una vez más habló a continuación suyo, en este caso para despedirse rememorando que “llegué aquí con mucha ilusión, muchas ganas de trabajar por Ciudad Rodrigo, y aportar mi granito de arena, y sé que unas veces lo habré conseguido y otras no”, pidiendo “perdón a los ciudadanos por las veces donde no he llegado a donde debería”.

En su intervención, Begoña Moro tuvo palabras de agradecimiento para los todos técnicos del Ayuntamiento, en especial a los más cercanos como el Jefe de la Policía, Siso Caridad, “no han sido unos años fáciles para nada, con muchos problemas e historias, pero ahí siempre ha estado Siso”; a los policías por “el esfuerzo que han hecho”; a Víctor Esteban, técnico de Empleo;  a la trabajadora social, Lourdes; y a los distintos coordinadores de los programas de Formación y Empleo, como el actual, Fernando Ramos.

Por último, dio las gracias a sus compañeros de partido, con mención especial para Juan Tomás Muñoz: “un placer estar a tu lado, he aprendido mucho a tu lado”; así como al resto de compañeros del Equipo de Gobierno (“al final me llevo amigos”); y a la oposición, a quién le dio las gracias porque “en muchos momentos han podido ser más malos y no lo han sido”.

Recuperando el aliento tras emocionarse mucho con las palabras de Begoña Moro, Alejandra Méndez remarcó que llegó al salón de plenos hace 8 años, siendo los 4 primeros “de mucho aprendizaje, de saber cómo hacer política en la oposición, y de valorar el trabajo de todo el Ayuntamiento”; mientras que los otros 4 años ha estado en el Equipo de Gobierno, siendo una “responsabilidad” tener detrás a todos los ciudadanos, pero a la vez “un orgullo”, destacando que han llevado a cabo “grandes proyectos con mucha ilusión y con mucho respeto”.

Asimismo tuvo palabras para sus compañeros de partido, Domingo Benito (con quién ha estado los 8 años “luchando”) y Manuel Choya (con quién ha tenido estos 4 años un bebé, siendo una ‘labor’ adicional gobernar con un niño pequeño);  para el Equipo de Gobierno; para la oposición, por “apoyar los trabajos que hemos desarrollado; que siga así ese trabajo”; a los dos animadores socioculturales que ha habido en este tiempo, Carlos y Sheila, y a la trabajadora social, Lourdes, como secretaria de su Comisión.

El último en intervenir fue el alcalde Juan Tomás Muñoz, quién agradeció el “trabajo y la disponibilidad” en general de todos los trabajadores municipales, “siempre efectivo y de mucha ayuda”; a los miembros de la Corporación “por su capacidad y esfuerzo para cumplir con sus cometidos”; y a los medios de comunicación.

Juan Tomás Muñoz pidió “disculpas por si en algún momento no he estado a la altura de las circunstancias”, matizando que “todo lo que he hecho ha sido en busca del bien común”. En este sentido remarcó que el “objetivo común es Ciudad Rodrigo y sus habitantes”, dando las “gracias por estos 4 años tan intensos, tan dinámicos y tan beneficiosos” para la ciudad.

Finalizada esta última intervención en el salón de plenos de Juan Tomás Muñoz como alcalde (en total la sesión final duró 26 minutos), y tras unos cuantos besos y abrazos, la Corporación se hizo la foto de despedida de la legislatura 2015-2019, que culminó con aplausos.