Domingo, 16 de junio de 2019

Gaza invertirá 15 millones de euros para su nueva fábrica en Coreses (Zamora), que estará operativa el próximo año

Durante el 2018, la empresa aumentó en un 5% su volumen de facturación para alcanzar los 34 millones de euros en venta de productos
Un acto de Gaza / Agronews

La industria láctea zamorana Gaza recibió, hace unas semanas, todos los permisos necesarios para iniciar las obras de su nueva fábrica, que estará ubicada a unos kilómetros de Zamora capital, en el término municipal de Coreses. La llegada definitiva de las licencias ha permitido a la empresa poner en marcha los trabajos a primeros de mayo, con el fin de avanzar lo máximo posible para que las instalaciones sean pronto una realidad.

La intención de los responsables de la central lechera zamorana es que las obras culminen en un plazo de doce meses, lo que permitiría a la empresa instalar la primera línea de envasado a principios de 2020 en la nueva fábrica y comenzar con la producción comercial durante la primavera de ese año. Así será si los trabajos se desarrollan al ritmo previsto.

Cabe destacar que el traslado a las nuevas instalaciones, aprobado mayoritariamente por los socios en una asamblea celebrada en el mes de noviembre del año 2018, supondrá una inversión de 15 millones de euros por parte de Leche Gaza, una inyección económica que repercutirá en el entorno de Zamora y en toda la región.

Además, la llegada a la nueva fábrica permitirá que Leche Gaza cuente con unas instalaciones adaptadas a sus previsiones de futuro, y capacitadas para asumir el crecimiento de la marca. Gracias a este proyecto, la central lechera zamorana tendrá la posibilidad de envasar hasta cien millones de litros al año, un margen que duplica a la producción actual y que dará respuesta al trabajo de los socios en las granjas.

Los ganaderos de Gaza conocieron al detalle, durante la asamblea, cómo avanzan las obras de la nueva fábrica En dicha reunión, los propios socios han aprobado las cuentas del año 2018, un ejercicio en el que la empresa ha mantenido su inercia de crecimiento sostenible de los últimos años.

En ese sentido, cabe destacar que, durante el 2018, la empresa aumentó en un 5% su volumen de facturación para alcanzar los 34 millones de euros en venta de productos.

Leche Gaza llegó a esta cifra en el pasado ejercicio gracias a la evolución favorable de sus ventas en general y de sus exportaciones en particular.

No en vano, la venta de nata y de leche en tres continentes (África, Asia y Europa) sigue suponiendo un importante espaldarazo para la marca, que continúa con su apertura al mercado de China, el gigante asiático, y también con su volumen de negocio en otros países, tanto del norte como del sur.

Todo ello sin perder la identidad que ha llevado a Leche Gaza a apostar firmemente por el mercado local y regional, y desde una perspectiva de lucha por la calidad, desde las granjas hasta el envasado, que permite que el consumidor encuentre en su tienda de confianza un producto muy cuidado y de las máximas garantías.