Domingo, 16 de junio de 2019

Julián Madruga 1930, la nobleza de Tardáguila

La asociación enológica Cata Añada presenta una de sus típicas catas ciegas con Paco Alférez como director de cata

Alberto Madruga en su bodega de Tardáguila / FOTOS: JAVIER BRAGADO

En esta ocasión, la asociación enológica Cata Añada, con Paco Alférez como director de cata, trae el fruto de la pasión por el vino, nacido en la Tierra del Vino zamorana y criado en la Armuña salmantina, concretamente al abrigo de la tierra de Tardáguila.  

Procedente de un viñedo ecológico en la Tierra del Vino de Zamora, injertado en 1930 y plantado a tresbolillo*, nace Julián Madruga 1930.

Su injerto a tempranillo fue realizado anterior a esta fecha y perfectamente adaptado al terreno y climatología de la zona, lo que le da a la materia prima una calidad y potencia únicos, unido a los casi 900 m. de altura que se encuentra el viñedo, le da un carácter exclusivo.

Con un mosto flor de menos de 40% de rendimiento, fermentación muy mimada, sin movimiento, con una temperatura estable de menos de 20ºC, sin prensado ni filtrado, pasa a  barrica durante 36 meses, y llegando a la botella intacto para poder apreciar el  potencial de este insigne vino: Julián madruga 1930, con una producción de 600 botellas numeradas. Con su densidad sedosa y textura aterciopelada, este gran caldo ha sido diseñado solo para paladares muy exigentes. Tres años en madera y otros tantos en botella, siempre con muy baja intervención de sulfitos de menos de 10 miligramos por litro. Un capricho de la naturaleza, con una densidad y textura exquisitas.

Historia de la bodega

En Tardáguila, en el mejor enclave posible, ya que la ‘calle de Las Bodegas “se encuentra la susodicha, en ladera, estando esta gran parte semienterrada, que le da una frescura y temperatura muy natural, Alberto Madruga, el hijo pequeño de “Julián Madruga”, y que da nombre a la bodega, coge el testigo que su padre le dejo, y con tesón y buen hacer, defiende este importante legado.

A Julián siempre le gustó compartir una ‘pinta’ de vino y una ‘raspa’ de chorizo o queso con aquellos que venían de visita, lo que denotaba su generosidad. Hombre llano, campechano y nada ostentoso, porque no olvidemos que la generación de Julián vivió una guerra, la Guerra Civil Española (1936 – 1939) y, por tanto, supo lo que es pasar hambre y calamidades.

Ese era Julián Madruga, la definición de generosidad y calidez en persona. Siempre cuidando de los suyos, siempre amable. Sus valores y bondad supo inculcárselos a Alberto, que ahora forman los pilares de su vida, creciendo con la ilusión de brindarle a su padre la oportunidad de producir el vino que el hacía a una mayor escala, con más y mejores recursos…, en definitiva, dar continuidad a esta preciosa tradición que Julián construyó en su entorno, y que siempre inculcó a su familia,  el mantener esa preciosa tradición, encontrar siempre tiempo para compartir una copa de buen  vino con las personas que nos importan, apreciar y valorar aquello que se hace desinteresadamente  con amor, lejos de los derroteros que hoy está adquiriendo la vida.

D.O. VINOS DE LA TIERRA DE CASTILLA Y LEÓN

La Denominación de origen Vinos de la Tierra de Castilla y León surge a raíz del impulso de grandes bodegueros tradicionales, esta D.O. posee una gran cultura del vino, probablemente la más rica de la península, ya que en su haber, encontramos bodegas de más de cien años, sus vinos destacan por la calidad y por una gran materia prima, rica en variedades de uvas diferentes, como pueden ser las variedades de uvas blancas como la Verdejo, o las variedades Tempranillo, como es el caso del Julián Madruga 1930 Tinta de Toro y Prieto picudo entre otras.

Esta D.O. nace con la intención de amparar a vinos, bodegueros y bodegas de calidad y que no se encuentran amparadas en ninguna otra Denominación de Origen en todo el territorio Castellano Leones.

LA CATA

VISTA: Color picota madura intensa, capa muy alta, limpio y brillante.

NARIZ: Notas a regaliz, uva pasa, torrefactos, lácticos y ligero empireumático*

 (Madera muy tostada) también cuero.

BOCA: Potente y aterciopelado, tanino dulce bien integrado, amplio,  buen postgusto con buena caudalia.

Conclusión: En Tardáguila existe un vino noble y contundente, que invita a beber… más, ideal para ágapes en bodega, buena compañía, embutidos, pan candeal y un buen queso curado.

 

COMPOSICION VARIETAL: Tempranillo 100%

RELACION CALIDAD/PRECIO:   17 Euros 750ml /CORRECTO.

GRADUACION ALCOHOLICA: 15 º %

PUNTUACION: 89  

00-60 DEFECTUOSO                                                                 

61-70: REGULAR

71-80: CORRECTO.

81-90: BUENO.

91-95: EXCELENTE.

96-100: EXTRAORDINARIO.

 

CONSUMO: entre 16-18ºC

MARIDAJE: Jamón de bellota, chuletón, quesos curados, embutidos, y platos de cuchara, como lentejas de la Armuña con costilla.

Tresbolillo*

Palabra que se utiliza referido a la forma de colocar las cepas en una plantación, significa ‘que se ponen en filas paralelas, de modo que cada planta de una fila quede frente a un hueco (entre dos plantas) de la fila siguiente; haciendo que los interespacios sean mayores.

Empireumático*

Serie de olores a azúcar quemado, humo, alquitrán, yodo, etc. Proceso de calentar, o cocer llegando a tostar.

Director de cata: Paco Alférez

Edición y fotos: Javier Bragado