Jueves, 20 de junio de 2019

La Diputación y Aspar-La Besana colaboran para ampliar las plazas asistenciales en sus viviendas tuteladas

Pasarán de las 17 plazas actuales que se encuentran en las viviendas de Calzada de Valdunciel y Topas, a un total de 25 gracias a las obras de la vivienda situada en Gomecello, dotada con 8 nuevas plazas
Reunión para establecer una nueva colaboración entre la Diputación y Aspar-La Besana

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias y la presidenta de la Asociación Aspar-La Besana, Marcelina Ledesma, han establecido una nueva colaboración para ampliar el número de plazas de las viviendas tuteladas que la asociación dispone en la provincia. De este modo, pasarán de las 17 plazas actuales que se encuentran en las viviendas de Calzada de Valdunciel y Topas, a un total de 25 gracias a las obras de la vivienda situada en Gomecello, dotada con 8 nuevas plazas.

El presidente de la Diputación de Salamanca detalló que en total se destinarán 30.000 euros que tendrán como finalidad la reforma y el equipamiento de dicha infraestructura.  Además, destacó que se trata de una colaboración extraordinaria que se suma a la cantidad similar que la institución provincial mantiene anualmente con Aspar La Besana para la financiación de gastos de transporte de los usuarios a los centros.

En su opinión, la asociación realiza una extraordinaria labor en la provincia en favor de la mejora de la calidad de vida y de la integración de las personas con discapacidad intelectual que residen en el ámbito rural. En este sentido, Javier Iglesias recordó que la Diputación de Salamanca destina 235.000 euros a 4 organizaciones que trabajan en este ámbito y que gestionan un total de 8 centros ocupacionales repartidos por toda la provincia.

Asimismo, la Diputación de Salamanca también colabora con otras 11 entidades dedicadas a la atención de personas con discapacidad física, psíquica, intelectual o sensorial, para lo que aporta también 292.409 euros.

De este modo, subrayó, queda patente el compromiso de la Diputación por la integración de las personas con discapacidad, ya que esta ayuda contribuye a mantener e impulsar centros especializados que cubran las necesidades de este colectivo en las zonas rurales de la provincia.