Jueves, 5 de diciembre de 2019

EBAU

Evaluación del bachillerato para el acceso a universidad. Vuelvo a escribir de ella porque le vuelve a tocar a una de mis hijas.

 Me sigue pareciendo un despropósito que no sirve ni mucho menos para seleccionar a los mejores. No discrimina en las inteligencias múltiples y no casa con la frase de Einstein “ Todos somos genios pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar a los árboles vivirá toda su vida pensando que es un inútil”.

Tiene sentido que tengan conocimientos generales y que entiendan procesos. Pero ir a pillar con detallitos concretos hace que memoricen muchas cosas sin sentido y sin utilidad de futuro.

Algunos aquí en Castilla y León se creen que por eso son mejores que los de Extremadura, Andalucía o Canarias  lo único que hacen es poner más trabas a los de su propia comunidad sin sentido y sin que eso sirva para que haya mejores profesionales.

Me paso la vida criticando la postura de profesores que presumen de suspender, suelen ser los más incompetentes y los menos reciclados.

Pasa en carreras como Medicina que tienen un plan de estudios penoso y desde luego en multitud de ellas. Sin embargo en otras carreras de letras pueden pecar de lo contrario, cosa que puede ser también un problema porque pierden prestigio, cuando son importantísimas.

Son inteligencias distintas en ciencias y letras. Se ha avanzado en tecnología, móviles, etc. Sin embargo en la resolución de conflictos humanos, guerras, injusticias, etc, no avanzamos por el mismo camino. Por lo tanto necesitamos pensadores y filósofos de la conducta humana y social.

Zancadilleando a los estudiantes no se consigue más conocimiento. Aquí en Salamanca, se dice que los que ponían exámenes de química, historia, etc, algún año eran personajes retorcidos y con mala intención que no tienen argumentos para un fin educativo de progreso.

Espero lo mejor para mi hija y los demás alumnos que se presentan. Espero que los que ponen los exámenes este año y los que los corrigen piensen en el futuro de los alumnos y en su trayectoria escolar. No se puede cortar la ilusión de un alumno por un examen. No soy pamplinero y pienso que tienen que aumentar su tolerancia a la frustración, etc.

Pero la realidad es que se echa del sistema público a muchos buenos estudiantes que no pueden elegir lo que quieren y sus padres no les pueden pagar una privada que con pagar se lleva bastante adelantado.

Generalizar siempre es injusto pero es alarmante la situación de la educación en nuestro país con leyes cambiantes según el interés o la ideología política.