Jueves, 20 de junio de 2019

Disposición de la terna ante una muy deslucida corrida de Jandilla

Corrida con la que confirmó su alternativa Ángel Téllez, con la que resultó ovacionado Sebastián Castella y con la que De Justo dejó su entrega técnica sin premio final
Confirmaba su alternativa Ángel Téllez esta tarde en la plaza de toros de Las Ventas. Fotos: Cultoro

Confirmaba su alternativa Ángel Téllez esta tarde en la plaza de toros de Las Ventas con el encierro de Jandilla lidiándose. Sebastián Castella era el padrino de la ceremonia al lado de Emilio de Justo

Huidizo de telas salió el “Gallego” primero, toro de la confirmación de Ángel Téllez, al que le inició faena por bajo y que luego demostró poca entrega en las telas del toledano. Fue muchísimo a menos un animal con el que dejó plantas asentadas pero sin eco en el tendido el manchego. Mató de pinchazo y estocada. Silencio. 

De mucho dominio fue el principio de faena de Castella, llevando cosido al animal por abajo y gustándose en compases que llegaron arriba. Fue rompiendo paulatinamente el animal gracias a la disposición de un torero que se embraguetó con él en una serie a diestras que de nuevo llegó al tendido. Pero se vino muy abajo el torero, que no tuvo opción alguna en el final de faena. Tras despacharlo con la espada, escuchó ovación que no recogió.

No fue fácil tampoco el tercero, un toro que Emilio de Justo brindó a Ángel Teruel y del que tuvo que tirar con ahínco durante la faena para que terminase las series. Se impuso el extremeño a la condición de un animal que nunca se entregó, tapándole De Justo muchos defectos. Tras matar al toro, fue silenciado.

Mérito tuvo el inicio de faena, cambiándoselo por la espalda en el último momento a un toro que aún no se había definido. También de apuesta fue la primera de las series, en las que Castella se entregó con un animal a menos. Le buscó las vueltas por ambos lados pero el animal no terminó de romper. Imposible. Silenciado tras matarlo.

Tampoco el quinto arregló la corrida: un toro descompuesto de Vegahermosa, que dio muchos cabezazos y que no le permitió el toreo relajado a De Justo. Aun así, supo hacerle frente a base de tesón el extremeño, dejando momentos templados por la mano derecha especialmente. Mató digno y fue silenciado de nuevo.

Por más que Téllez derrochó ganas con el sexto, fue imposible. Ya dejó detalles capoteros de salida, brindó su labor al respetable e incluso se echó de rodillas, pero no fue posible la conexión con el tendido con un animal siempre a menos y desentendido de la entrega que sí tenía el torero. Silencio final. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Décima de la feria de San Isidro. Corrida de toros. 22.035 espectadores. 

Toros de Jandilla y uno, el quinto, de Vegahermosa. Manso y protestón el deslucido primero. Humillado y con entrega sin duración el segundo. Obediente y humillador pero protestón y a menos el tercero. De buen fondo pero renuente el áspero cuarto. De mejor embroque que final el exigente quinto. 

Sebastián Castella, ovación que no recogió y silencio. 

Emilio de Justo, silencio y silencio. 

Ángel Téllez, que confirmaba alternativa, silencio y silencio.