Sábado, 21 de septiembre de 2019
Ciudad Rodrigo al día

Rápido y espléndido encierro a caballo en Carpio de Azaba con cientos de espectadores

La tarde taurina incluyó también una clase práctica de la Escuela de Tauromaquia con Leonardo Passareira y Valentín Hoyos

El encierro con Ciudad Rodrigo al fondo | Fotos: Adrián Martín

La localidad de Carpio de Azaba remató en la tarde del domingo sus fiestas patronales en honor a San Isidro Labrador, que han incluido actividades durante 5 días seguidos que han animado a acercarse hasta allí a personas de toda la comarca, especialmente el bloque taurino con el que se le puso punto y final a las fiestas.

Este bloque se inició con el habitual encierro a caballo con Ciudad Rodrigo al fondo, que tuvo un desarrollo espléndido, siendo rápido y puntual, con las vacas de Manuel Santiago Corvo entrando correctamente y sin problemas, como pudieron observar los cientos de espectadores repartidos por todo el recorrido.

Concluido el encierro, llegó la hora de desarrollar una clase práctica de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, con dos protagonistas, Leonardo Passareira, de Portugal, y Valentín Hoyos, de La Alberca, que lidiaron y mataron dos novillos de la ganadería de Antonio Martín, tras alargar ambos sus faenas.

En lo que respecta a Passareira, no defraudó al público, pero no estuvo afortunado con la espada, necesitando de 4 intentos para matar al novillo que le había tocado en suerte. Mientras, en lo que se refiere a Valentín Hoyos, hizo una faena con los nervios a flor de piel, no guardando las distancias al toro, pero el público fue comprensivo. Este novillero tuvo mejor suerte a la hora de matar, con solo un pinchazo en hueso antes de atinar.

Finalizada la clase práctica, hubo una capea al estilo tradicional para todos aquellos valientes que quisieron meterse a medirse a las reses para rematar las fiestas patronales de Carpio de Azaba de este año.