Miércoles, 20 de noviembre de 2019

La Junta de Personal habla de un “grave problema asistencial” en el centro de salud de Villares

Argumentan que ante avisos domiciliarios durante el turno de guardia de urgencias hay que dejar cerrado el centro durante horas

Esther Aparicio Sierra, presidenta de la Junta de Personal del Área de Salud de Salamanca

La Junta de Personal del Área de Salud de Salamanca ha denunciado públicamente, la situación que los profesionales y usuarios del centro de salud de Periurbana Norte, en Villares de la Reina, está viviendo “como consecuencia de la desidia y la mala gestión del Gerente de Atención Primaria”.

Explican que “la atención continuada en estas urgencias se está realizando de lunes a viernes por un solo equipo de guardia compuesto por un médico y un enfermero y los fines de semana por dos equipos, pero uno de ellos sólo de 9.00 a 23.00 horas. Es habitual que el equipo tenga que salir a diferentes avisos domiciliarios durante el turno de guardia, lo que supone dejar cerrado el centro durante horas para llevar a cabo esta atención a domicilio. Esto genera que pacientes que acudan al centro para ser atendidos, puedan encontrarse con la puerta cerrada o incluso tener que abandonar el centro sin ser atendidos ya que los profesionales tienen que salir con urgencia del mismo”.

Además, consideran que este problema se agrava “si tenemos en cuenta que la zona básica de salud cuenta con 20.362 tarjetas sanitarias y un total de 26.001 habitantes empadronados. Además a una población de 3.300 niños con tarjeta, se añaden aquéllos que teniendo su pediatra en otra zona de Salamanca , viven en la zona y los 800 ancianos de las 7 residencias de la zona y los pacientes del centro de ASPACE”.

La Junta de personal exige al gerente de Atención Primaria que “tome medidas de una vez y solucione este grave problema asistencial, hecho que se viene denunciando desde hace tres años e incluso ha sido llevado en varias ocasiones al Comité de Seguridad y Salud del Área”.